07 marzo 2018

Reflexión: el día más complicado del profesor de español

De unos días a esta parte tengo la necesidad de escribir sobre un tema que me ronda la cabeza. Al sentarme ante el blanco de la pantalla de mi portátil me vino a la mente el título de una entrada que había publicado con anterioridad y que, a lo mejor, algo tenía que ver con esto... me acuerdo que se era algo así como la dimensión humana del profesor de español, así que me puse a bucear entre las casi 500 entradas publicadas hasta el momento y resulta que el texto en cuestión ¡es de 2009!


En dicho artículo reflexionaba sobre algo que hoy sigo pensando igual pero que verbalizo de otro modo: la dimensión humana del docente debería tener más presencia en cualquier programa de formación de profesores; incluso, el propio profesor debería trabajarla durante su vida profesional. Todavía no he entrado al 100% en el tema, dicho sea de paso.


La primera vez que escuché la afirmación de que el aula es un ecosistema decidí adoptarla como propia porque no puedo estar más de acuerdo con el concepto. En ese ecosistema, además de contenidos lingüísticos, destrezas, estrategias de comunicación y de aprendizaje o reflexión gramatical se establecen una relaciones interpersonales, relaciones que deben desarrollarse dentro de un ámbito intercultural de respeto y tolerancia.

Nos preocupamos mucho --y con razón, por supuesto-- de cómo ayudar al alumno a la hora de gestionar su frustración; reflexionamos sobre cómo acompañarlo y guiarlo a la hora de afrontar el error; nos esforzamos en descubrir cómo liberarlo del estrés ante las pruebas de evaluación; buscamos estrategias para que el alumno gestione y canalice de modo correcto sus emociones. Pero, ¿y el profesor? ¿Qué pasa con el profesor?


En el contexto de inmersión arriba mencionado --mi ámbito educativo-- es en el que quiero centrar mi reflexión. Este contexto lleva implícita una serie de situaciones que, por más evidentes y obvias que sean, no quiero dejar de mencionar y que, de cara a mi reflexión, quiero organizar en tres principios:
  • Cada lunes entran nuevos alumnos en el centro y en la clase. Cada viernes salen alumnos de los grupos y del centro. Por tanto, el ecosistema del que hablamos está en permanente mutación.
  • Trabajamos con personas y, como personas que somos en un determinado lugar y un determinado momento, generamos relaciones como las de cualquier sociedad, como las de cualquier comunidad.
  • El objetivo de nuestros alumnos es aprender una lengua para comunicarse. Esa lengua que ellos quieren aprender es nuestra herramienta de trabajo. Con la lengua compartimos muchas cosas: culturales, sociales, personales... y eso nos acerca como seres humanos que somos.



Todo este análisis me lleva al centro de mi reflexión. Cada profesor establece lazos humanos con ciertos alumnos --por compartir ideas y experiencias; por compartir aficiones; por compartir tantas horas, sin duda; por compartir ilusiones; por compartir incluso problemas comunes... ¡por ser personas!-- que un día tienen que volver a sus casas... casas que están a miles de kilómetros. Y ese es el día más complicado para el profesor.

Y los profesores, al menos desde mi experiencia personal, no lo verbalizamos, no lo exteriorizamos, no lo compartimos. Personalmente es algo que no llevo bien, nada bien. Esa situación que se produce de vez en cuando me afecta y me afecta mucho. Las semanas que dejan la escuela esos alumnos no estoy cómodo. El lunes siguiente los echo mucho de menos.


¿Hay quien cree que con el paso de los años uno se acostumbra? Yo no, lo confieso. Es fácil entender que el alumno que, tras una intensa experiencia de inmersión en un país extranjero, vuelve a su ciudad y a su país se pone triste y le resulta dura la despedida. Pero, ¿y el que se queda? ¿Es acaso esa situación más fácil y llevadera para el que se queda que para el que se va? ¿El que se queda no lo pasa mal? ¿Acaso el alumno nuevo sustituye el hueco del que se va y todos felices? No, no es así. Y cada profesor --como persona que es-- lo sufre con unos alumnos --como personas que son-- y otros con otros. No es una decisión de un claustro de profesores, es un sentimiento de cada individuo.


Yo tengo mi lista, mis nombres, mis momentos... incluso mis lágrimas. Recuerdo que una vez varios profesores, tras una de esas despedidas significativas, optamos por comprar en el supermercado una botella de vino tinto y ahogar esa pena

Ciertamente están las redes sociales y el WhatsApp que, sin duda, hacen más llevadera la situación. Y, por supuesto, hay ocasiones mágicas --menos de las deseada pero profundamente intensas-- en las que se producen reencuentros por el mundo que dotan de sentido todo lo vivido. 

Estoy seguro de que cada profesor tiene su Hanako, su Yuka, su Melanie, su Michael, su Maria, su Caroline, su Sara, su Baris, su Beste, su Beatrice, su Gamze, su Sandrine, su Giovanni, su Larissa, su Eman, su Andrea, su Silvia, su Gabriela, su Monica, su Hannah, su Pai Pin, su Pierre, su Radmila, su Palma, su Chiara... son parte de nuestras vidas.

05 febrero 2018

Taller sobre explotación didáctica de ilustraciones gastronómicas

El último fin de semana de enero, como en otros años --y ya van cinco--, tuve la suerte de ser invitado a la octava edición del FONCEI, organizado por Cervantes Escuela Internacional bajo la dirección académica de Patricia Santervás que, en esta ocasión, utilizó la metáfora de la gastronomía para dar sabor a las clases de ELE. Cerca de un centenar de docentes nos dimos cita durante un fin de semana en este encuentro de formación de profesores.


En mi taller, que titulé Llenando el ojo antes que la barriga, me ocupé de la explotación didáctica de ilustraciones gastronómicas. Os dejo la presentación:


El taller se dividió en tres momentos:

En la primera parte del taller di a conocer varios ilustradores, diseñadores, fotógrafos o empresas de publicidad cuya obra, total o parcialmente, han dedicado a la gastronomía. Entre otros, algunos que ya conocéis porque han pasado por este blog, como Laura Tejedor (@amigadelamandarina), la empresa australiana TBWA o Diego Cusano (presente en mi otro blog) y posibles explotaciones didácticas para las clases de ELE.


En la segunda fase, precisamente, me centré en Diego Cusano y sus creaciones y les propuse a los profesores que imitaran sus obras, siguiendo la dinámica de la Caja misteriosa, la prueba del gastronómico programa de televisión Masterchef. A cada grupo --por cierto, los grupos los formé haciendo que cada profesor encontrara de qué país es típico el plato que se le había asignado al azar-- se le entregó un sobre con un tema (El paisajista --morado--, Animales imposibles --amarillo--, Semana de la moda --verde--, Vaya invento --azul-- y Cuéntame un cuento --rosa--), una cartulina, un rotulador y un alimento, además de una lámina con cinco ilustraciones de Diego Cusano. Cada grupo tenía que hacer la sexta de la serie... con este sorprendente resultado:


Tras demostrar la capacidad creativa que todos tenemos --y de la que tan frecuentemente renegamos tanto profesores como alumnos--, analizamos las posibilidades en el aula de estas ilustraciones así como la relación entre la imagen y la gastronomía: poder evocador, capacidad para generar opinión y vinculación con la cultura.

Pasamos un rato muy divertido y --creo-- provechoso para los profesores, que descubrieron el potencial didáctico de estas ilustraciones así como una fuente de inspiración para sus clases. 

14 enero 2018

La semana del español de Málaga

Del 9 al 14 de enero de 2018 se ha celebrado la Málaga Education Week en la capital de la Costa del Sol, que se ha convertido en la capital de la enseñanza de español como lengua extranjera. Esta semana ha reunido, bajo un mismo paraguas, tres eventos de alta relevancia en el sector: ECELE (encuentro anual de profesores de español organizado por FEDELE), el Congreso del español (iniciativa de NACEM, la asociación de centros de español de Málaga) y ST Alphe Conference Spain (encuentro de agencias y centros de enseñanza de lenguas).


Para el equipo que durante todo el año hemos trabajado en la organización de esta semana del español en nuestra ciudad, estos intensos días han sido como llegar a la cumbre de una alta montaña, donde hemos disfrutado no solo de las vistas desde la cima sino de cada una de las jornadas de trabajo --con sus momentos de dificultad y con las alegrías por cada persona, institución o patrocinador que se sumaba al proyecto incluidos--. Es más, hemos ido reflexionando durante estos días pensando ya en mejorar de cara a la edición de 2019.

Inauguración de Málaga Education Week
en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento de Málaga

ECELE
El primero de los eventos que le dieron contenido a Málaga Education Week fue ECELE (9-11 enero), jornadas técnicas de reuniones y visitas a escuelas de español de FEDELE, precedidas de famtrips a diversas comunidades autónomas y complementadas con actividades de ocio, culturales, sociales y gastronómicas. Con el apoyo de Turespaña, Ayuntamiento de Málaga y Turismo Costa del Sol. Se dieron cita una treintena de profesores de español, procedentes de 17 países de Europa

Tras la apertura del encuentro realizamos actividades y dinámicas para conocernos entre escuelas profesores: Encuentra tu logo (búsqueda de tu pareja, presentaciones mutuas y ubicación de las escuelas en el mapa de España), Visita España (feria de destinos en la que las escuelas, agrupadas por comunidades autónomas, presentaban las regiones de España con sus características geográficas, climatológicas, culturales, gastronómicas...) y Conociendo las escuelas de FEDELE (en la que se establecieron reuniones a fin de presentar y conocer, respectivamente, las ofertas de cursos disponibles por las escuelas federadas).

Es justo mencionar la gran labor del equipo de FEDELE --Ana, María, Marisol y Encarna-- a la hora de la organización, administración y gestión previas a la celebración del encuentro y a la atención y disponibilidad para con todos los asistentes, durante el mismo. Muchas gracias, gran trabajo.

Marisol, María, Encarna y Ana, el equipazo de FEDELE
Actividad "Encuentra tu logo"
Actividad "Conociendo las escuelas de FEDELE"

Las jornadas se desarrollaron en el hotel NH y se vieron complementadas con las visitas técnicas a las escuelas de español de Málaga (miércoles y jueves por la tarde); un taller de formación de profesores a cargo de Manuela Mena sobre los perfiles de jugadores, dentro del marco de la gamificación, que se celebró en la sede de la Cofradía de los Estudiantes, frente a la Alcazaba; actividades de intercambio e interacción, a modo de walking meetings, sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje de español, sobre la situación y actualidad del español y el mundo y sobre los viajes de estudios que se celebraron en dos museos de la ciudad: el Museo del Patrimonio Municipal y el Centre Pompidou Málaga.

Visita de los profesores participantes en ECELE a Enforex Málaga
Taller sobre los perfiles de jugadores de Manuela Mena
Walking meetings en los museos

Congreso del español
El viernes 12 de enero se celebró la primera edición del Congreso del español de Málaga: el español como recurso económico y turístico, en la sede del Rectorado de la Universidad de Málaga, en el que se dieron cita algunos de los mayores expertos de los principales actores del sector: desde instituciones públicas a empresas privadas dedicadas a la enseñanza y promoción del español como lengua extranjera como representantes de diversos campos de la cultura y el turismo españoles que desempeñan su labor dentro y fuera de nuestras fronteras.

En la inauguración, junto a Richard Bueno (director académico del Instituto Cervantes) y Chema Casero (presidente de Málaga Education Week), el Rector Magnífico de la Universidad de Málaga, José Narváez, destacó que en un congreso sobre el valor económico y turístico del español, no debíamos olvidar que "la Filología tiene la capacidad de mejorar la sociedad desde las Humanidades".

Inauguración del congreso

La primera mesa redonda situó el tema del congreso. José Luis García Delgado, Director del Proyecto Valor económico del español (Fundación Telefónica), Fernando León Caicoya, Jefe del Departameno de Servicios Profesionales de ICEX, Markus Badde, CEO de ICEF y Mónika Bellido Sánchez, Profesora del Aula de Flamenco de la Universidad de Cádiz, expusieron con brillantez el valor del español y en el que valoró el hecho de que España tiene dos monedas únicas: el euro en Europa y el español en el mundo. La moderación estuvo a cargo de José Vicente Astorga, periodista del Diario Sur.

Primera mesa redonda:
El español como recurso económico

La segunda sesión se analizó El perfil del estudiante de español, el mercado y su expansión. Moderados por el propio José Vicente Astorga, Mª Carmen Timor (presidenta de FEDELE), Stefan Kolibar (Head of Marketing de Student Marketing), Krister Weidenhielm (Head of Products and Partnerships de la agencia ESL), Antonio Peláez (Director del Secretariado CIE/UMA) y María Isabel Martín Benítez (Consejera de Turismo de Polonia) consiguieron realizar una mirada caleidoscópica desde casi todas las perspectivas posibles del tema en cuestión. Aspectos como el prestigio de los centros, la marca de país, la oferta cultural, la facilidad para la obtención de visados o la adaptación de la oferta de las escuelas a los intereses de los estudiantes estuvieron sobre la mesa de los ponentes.

Segunda mesa redonda:
El perfil del estudiante de español: mercado y expansión

A continuación, una necesaria pausa para un café y para compartir con los compañeros, colegas, ponentes, instituciones... y aprovechar esos momentos de relax para realizar un acercamiento más humano y personal a estos actores que hacen realidad nuestro sector, "un tejido cada vez más consolidado", como se apuntó en una de las interevenciones.

Representación de las escuelas de Málaga en sus jefes de estudios:
José Ramón Rodríguez (Enforex), Inma Molina (Malaca),
Patricia Santervás (Cervantes) y Ana Belén Martín (Andalusí)
Francisco Pérez (Maravillas), Ana Cózar (FEDELE),
Antonio Perales (Castila) y Markus Badde (ICEF)
Antonio Peláez (CIE Universidad de Málaga)
y Sara Quintero (Turismo Idiomático del Ayuntamiento de Málaga)

En la tercera mesa redonda --moderada por Rocío Gaspar, responsable de comunicación de Málaga Education Week--, Antonio Guevara (Decano de la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga), Richard Bueno (Director académico del Instituto Cervantes), Alberto Matesanz (Generente comercial y Markting Telefónica, Educación Digital - SIELE) y Kurt Grötsch (Consejero Delegado CEO de Chinese Friendly) realizaron una Radiografía del español: presente y futuro, un futuro que pasa por Asia.

Tercera mesa redonda:
Radiografía del español, presente y futuro

La última mesa redonda, que tuve el honor y el placer de moderar, se centró en el Turista cosmopolita, línea estratégica del Gobierno de España para la promoción turística. Javier Rodríguez Mañas (Subdirector de Turespaña) presentó un decálogo que define ese turista de élite, cosmopolita, que no implica que no quiera sol y playa, pero que sí busca una amplia oferta cultural, gastronómica, museística... y que es, ademas, un gran prescriptor que influye y genera tendencia, como ya apuntara en su intervención durante la reunión de directores del Instituto Cervantes que se celebró en nuestra ciudad en julio. Junto a esa presentación, el Director artístico del Museo Picasso Málaga José Lebrero, la Directora del Archivo Histórico Municipal de Málaga, Esther Cruces, e Iván Bravo, chef y Brand Ambassador de Malaga Premium Hostel, hicieron un recorrido por la historia del turismo en la provincia y perfilaron la situación y la oferta de museos, cultura y gastronomía malagueñas para concluir en que el turista cosmopolita que busca el Gobierno de España hoy es el alumno de español que desde hace varias décadas lleva viniendo a España a estudiar en cursos en inmersión.

Cuarta mesa redonda:
El turista cosmopolita
Clausura del congreso

La exposición
En paralelo a toda la Málaga Education Week y hasta final de enero, en calle Larios hay una exposición de 40 fotografías con la que la organización ha pretendido conseguir un triple objetivo:

  1. Exponer la realidad de la enseñanza y el aprendizaje de español como lengua extranjera en el mundo.
  2. Presentar situaciones de inmersión lingüística y, sobre todo, cultural, de los estudiantes de español para con la cultura española y local.
  3. Sensibilizar a la sociedad malagueña de la repercusión que tienen los estudiantes de español en la ciudad (en sus tiendas, sus taxis, sus restaurantes...) 


 
Exposición Málaga Education Week
en calle Larios
Visita e inauguración de la exposición a la finalización del congreso

ST Alphe Conference
Durante el fin de semana (13-14 enero) ha tenido lugar el tercero de los eventos que han conformado la Málaga Education Week: ST Alphe Conference, en la que casi 400 profesionales siguen una intensa agenda de reuniones para afianzar o abrir nuevos canales comerciales.

Equipazo
Me gustaría cerrar este post con mi reconocimiento al equipo que ha hecho posible la Málaga Education Week. Muchos meses de trabajo, muchas horas de reuniones, muchas llamadas telefónicas, muchas ideas... y la gran capacidad de transmitir la pasión por este proyecto a tantas personas e instituciones. Desde aquí, un fuerte abrazo a Chema, Bob, Miguel, María Dolores, Ana, María, Sara, Sayuris, Paula... Enhorabuena y muchas gracias. Así como a todas las instituciones, organismos y empresas que se han implicado en la organización y patrocinio: NACEM, FEDELE, Ayuntamiento de Málaga, Turismo Costa del Sol, Turespaña, Andalucía Turismo, ICEF, SIELE, Guard Me, Study Rental Málaga, Extenda, Instituto Cervantes, Universidad de Málaga, ICEX, Cámara de Comercio de Málaga, Museo Picasso Málaga, Escuela de Arte Flamenco y Málaga Premium Hostel.

--
Redes sociales | Málaga Education Week en Facebook
Redes sociales | Málaga Education Week en Twitter
Redes sociales | Málaga Education Week en Instagram