24 julio 2017

Fuera de clase

A principios del mes de julio tuve ocasión de impartir el taller Fuera de clase en el marco de un nuevo curso de formación de profesores organizado por la Escuela La Playa. Desde hace tiempo he querido desarrollar este taller ya que soy de la opinión de que, a pesar de los años de experiencia, todavía no hemos sido capaces de sacar el máximo provecho del contexto de inmersión lingüística y cultural en el que tienen lugar los cursos que impartimos.

Tanto en el trabajo de fin de master en la enseñanza de español como lengua extranjera como en el de experto en la enseñanza de ELE a niños y adolescentes me centré en dicho aspecto: en el primero, trabajando en el diseño de actividades y tareas para hacer fuera del aula y, en el segundo, proponiendo la gamificación de los contenidos socioculturales en cursos de inmersión de ELE para adolescentes. Por tanto, de alguna manera, este taller se ha ido gestando durante mucho tiempo.

En el taller partimos de una reflexión sobre el contexto de inmersión:

  1. Elementos diferenciales de los cursos de inmersión: carga horaria, duración, exposición a la lengua meta, etc.
  2. Percepción por parte de alumnos y profesores de actividades fuera del aula: ¿una pérdida de tiempo?
  3. Responsable de aprovechar el contexto de inmersión lingüística y cultural: el alumno, el profesor, el centro...
  4. Formas de aprovechar el contexto de inmersión.
  5. Potencial de la inmersión lingüística y cultural en el proceso de enseñanza-aprendizaje.


En un segundo momento, analizaremos las características de las actividades fuera del aula dentro de la secuencia didáctica, sus fortalezas y peligros, para terminar con ocho actividades que se pueden hacer fuera de clase: todas, por cierto, ya presentadas en este blog.

No hay comentarios: