26 junio 2016

El trending topic de la clase

Los trending topics están hasta en la sopa. Cada programa de televisión o de radio tiene un hashtag y los conductores de los mismos no paran de repetirlo, buscan ser TT del momento, del día, hacerse visibles. Lo mismo ocurre con cualquier evento que se organice, ya sea un congreso internacional de veterinarios, la feria gastronómica de nuestra región o la mayor competición deportiva del año... el objetivo es el mismo. Y como usuarios de redes sociales (como ciudadanos del mundo del siglo XXI, me atrevería a decir) nos informamos de la actualidad más inmediata yendo a esta sección de Twitter y viendo de qué se está hablando en mi ciudad, en mi país, en el mundo... para estar al día.


¿Por que no aprovechamos esa realidad como recurso didáctico? ¿Cómo podríamos hacerlo, más allá de abrir Twitter, buscar el trending topic del momento en el lugar donde estemos impartiendo clase y comentarlo? ¿O más allá de hacer campaña para que en nuestro centro consigamos que un hashtag propio se convierta en TT? 


Proponemos elegir un hashtag cada día y hacer que se convierta en trending topic (simbólico) en nuestra clase. ¿Cómo lo conseguiremos? Veamos. Lo primero que vamos a hacer es buscar un lugar visible para tener siempre presente el hashtag del día: sugerimos una de esas pizarras pequeñas, en la que junto a la almohadilla (#) escribiremos cada día la palabra del día: puede ser un nombre propio, un objeto, un lugar, una acción, un acontecimiento... lo que queramos. No tiene que ser, obligatoriamente, el tema de la clase, sino un tema de actualidad o de interés.


La idea es que tanto profe como, sobre todo, alumnos, se esfuercen (nos esforcemos) por relacionar lo que ocurre en clase con ese trending topic: cuando buscamos ejemplos que ilustren una explicación gramatical, cuando buscamos contexto de uso de un nuevo léxico, cuando hacemos actividades de pre lectura o de pre audición, cuando hacemos tareas de interacción oral, cuando corregimos los deberes... puede ser divertido y, además, consideramos que hace que nuestros alumnos se impliquen en el seguimiento de la clase, que activen y amplíen su repertorio léxico...

12 junio 2016

Antes. Después

Antes. Después es un libro de reflexiones sin palabras, de la ilustradora Anne-Margot Ramstein, sobre el paso del tiempo y sus efectos. Las ilustraciones son, en apariencia, sencillas pero a poco que nos paremos, descubriremos que contienen una enorme capacidad para hacernos pensar... e imaginar.

Del mismo modo, y como consecuencia de lo anterior, invitan al diálogo entre personas de todas las edades. Por todo ello, pensamos que es un recurso muy útil para promover la interacción oral y la interacción social.

Desde el punto de vista funcional las ilustraciones, que se presentan en dobles páginas (izquierda-derecha, antes-después), nos permiten hacer descripciones, plantear hipótesis, realizar narraciones, evocar recuerdos, expresar sentimientos...

Por otro lado, consideramos que el uso que podemos darle a las imágenes con alumnos de diferentes edades son distintos. Así, por ejemplo, los alumnos en edad de Educación Primaria (7-11 años), que ya empiezan a aplicar los principios lógicos de razonamiento a los problemas, pueden contar historias (conocidas o inventadas) mientras que los preadolescentes (12-13 años), que están desarrollando su capacidad de abstracción y de hipotetizar, serán capaces de vincular las dos imágenes estableciendo relaciones de causa, consecuencia, finalidad, condición... Con los estudiantes jóvenes o adultos podemos proponer trabajos basados en la evocación de sus recuerdos, sus sentimientos, sus opiniones o juicios de valor.

Os dejo algunas de las imágenes del libro, que podemos encontrar en la página web de la ilustradora francesa, a ver qué os parecen.