20 febrero 2016

Todo sobre mi madre y las relaciones entre las palabras

¿Pensabais que ya habíais conseguido hacer desaparecer la película de Almodóvar de vuestras clases de español? Cierto es que ya han pasado más de 15 años desde el estreno de la que es una de las obras cumbres de la cinematografía española. Pues no. Todo sobre mi madre ha vuelto.

El objetivo de esta propuesta es trabajar con los alumnos sobre las relaciones sintagmáticas y las relaciones paradigmáticas de las palabras; como ya sabemos, la primera es la relación que se da entre los diferentes elementos de una cadena de signos, es decir, son relaciones horizontales. Por su parte, la paradigmática es vertical ya que es la que se da entre un elemento y los otros que lo podrían sustituir en dicha cadena pero en otro contexto.

Pensamos que este trabajo ayuda a que el alumno tome conciencia de cuestiones como la concordancia (género y  número de sustantivos y adjetivos, por ejemplo), las categorías gramaticales (la diferencia entre adjetivos y pronombres demostrativos, posesivos, o indefinidos), el orden de los elementos en la frase, etc. Vamos a tratar de hacerlo de un modo lúdico. Para ello, solo necesitaremos estos ingredientes: vasitos de plástico de colores, rotuladores de colores y cartulinas blancas. Podemos verlo en la foto:


Tenemos dos variantes, en función el nivel del grupo o del grado de complejidad que queramos darle a la actividad.

Variante 1 En cada uno de los seis vasitos vamos a introducir un papel, escrito en el color del mismo vaso, con seis palabras de la misma categoría que la palabra principal (es decir, las palabras que forman el titulo de la película de Almodóvar). Podéis ver las palabras propuestas más abajo:


Los alumnos deben elegir un vaso de cada color en el orden adecuado (en nuestro caso, azul-verde-rosa-naranja) y ver el resultado que serían de este tipo: Alguien con nuestro abuelo, Nada para su hermana, Algo contra tu tía. Ahí tienen el título de la historia que tendrán que contar o escribir, individualmente o en parejas, como considere el profesor.

Variante 2 Si queremos darle un punto de intensidad al trabajo propuesto, podemos comenzar pidiendo a los alumnos que coloreen las fichas con las palabras con el color correspondiente a su categoría. De ese modo les haremos que se den cuenta de las relaciones verticales antes de profundizar en las relaciones horizontales, como hemos planteado más arriba.


Otras opciones Podríamos hacer (o repetir) esta actividad con otros títulos de películas, libros, etc. Se me ocurren, a bote pronto, estos otros que pueden dar juego en diferentes niveles: Cien años de soledad, La sombra del viento, El laberinto del fauno, Muerte de un ciclista, Los lunes al sol Te doy mis ojos.

06 febrero 2016

Un ratito de @CharlaELE sobre actividades para empezar la clase

Hoy sábado 6 de febrero, entre las 17:00 y las 18:00 (hora española) ha tenido lugar la primera Charla ELE, una magnífica iniciativa de formación y el intercambio, un espacio para el encuentro de profesores de español. Antes de nada, vaya nuestro agradecimiento a Cristina, Diego y Leyre por la organización, la promoción, el esfuerzo, la moderación. Y aunque los fríos datos no son reflejo de lo compartido creemos que hablan a las claras de la repercusión. Resumo lo principal: 60 minutos, 50 usuarios, 500 tuits. Ahí es nada.
El funcionamiento es muy sencillo. Los participantes hemos tuiteado con el hashtag #charlaELE1. Tras presentarnos, hemos ido respondiendo a las tres preguntas que han lanzado los moderadores (R1, R2 y R3), como explican en su página web, más una ronda de conclusiones (QA).





Antes de meternos con las conclusiones más destacadas, me gustaría compartir algunos datos más que nos arrojan las herramientas de monitorización: los tipos de tuits, usuarios participando desde varios continentes, temas vinculados y usuarios más influyentes. 
 
 


Primera conclusión: esta iniciativa merece mucho la pena. Dentro de dos semanas, segunda sesión. Aquí puedes proponer temas.

1. ¿Cómo sueles empezar tus clases?
  • Con niños, empezar la clase con una canción pegadiza o mostrando objetos (hay quien los saca del bolso mágico o del bolso de Mary Poppins) relacionados con el contenido de la clase. Y juegos de movimiento.
  • Actividades para despertar interés, motivar y generar expectación.
  • Se propone comenzar la clase con una actividad elaborada con la herramienta Kahoot, aunque hay quienes prefieren usarla para evaluación. También sugieren Socrative, herramienta similar.
  • Hay quien empieza preguntando: ¿dudas de lo de ayer, preguntas, novedades, algo que comentar, qué hicisteis ayer...? Preguntar para activar la curiosidad y para activar el interés, preguntar para darle la palabra al alumno desde el primer momento.
  • Otros profesores optan por una adivinanza, una fotografía, un crucigrama o por una actividad de verdadero/falso.
  • Hay una profesora que abre las clases con un refrán sobre el tema de la sesión.
  • La mayoría fijamos objetivos y relacionando la(s) sesión(es) anterior(es) con la presente.
  • Nuestros queridos Lacasitos también tuvieron su momento de gloria.
  • Actividades para que los alumnos hagan hipótesis sobre los objetivos y contenidos de la clase que va a empezar.
  • Muchos profesores utilizan la música e, incluso, crean listas colaborativas en Spotify en la que los alumnos eligen las canciones que quieren escuchar. Otras profesores, optan por la música clásica.
  • Hay una interesante observación: los lunes son clases especiales y los primeros días de curso también. Se lanzan ideas como usar tarjetas de colores o con personajes para hacer grupos, una pelota o una madeja de lana para pasar entre los alumnos y que se presenten. 

2. ¿Qué características debe tener una buena actividad de comienzo de clase?
  • Que relacionen lo aprendido con lo nuevo.
  • Que sean motivadoras.
  • Que despierten el interés.
  • Que sirvan para fijar objetivos.
  • Que diviertan.
  • Que fomenten la participación.
  • Que sean variadas.
  • Que generen buen ambiente, buen ritmo, buena dinámica.
  • Que involucre al docente.
  • Que sean evocadoras y provoquen emociones.
  • Que sean breves, concisas y, así, eviten la frustración.
  • Que sean sorprendentes, una incógnita.
  • Que no corran el riesgo de alargarse demasiado y cambiar la dinámica de la clase.
  • Que utilicen la lengua meta para su desarrollo.


3. ¿Dónde buscas actividades para tu clase?
  • En los compañeros (los del centro, los de Twitter).
  • En la red (blogs, redes sociales, con especial mención a Pinterest).
  • En los alumnos.
  • En talleres, ponencias, charlas, cursos de formación.
  • En cualquier lugar, en cualquier momento. Hay que ir con los ojos abiertos.
  • En Twitter con el hashtag #langchat
  • En páginas como la de TESOL o la de TES.

04 febrero 2016

Nos vamos de tiendas

Esta es una receta sencilla. Solo necesitaremos cartulinas de colores, un rotulador negro (y/o todos los colores que queramos), dotes creativas, imaginación y, más adelante, un par de muñecos para jugar. La idea crear  una calle comercial hecha por nuestros alumnos con nuestra ayuda y asesoramiento.

La calle comercial de mi alumna china Yao Yao (11 años)

Durante este proceso creativo, daremos libertad a nuestros alumnos para que elijan los establecimientos que quieren que haya en su calle, así como el nombre de los mismos y, en un segundo momento, los productos que quieren que se vean en sus escaparates. El profesor acompañará este proceso y les guiará por los contenidos léxicos que sea bueno repasar o retomar.

Empezamos dibujando unas plantillas mudas de tiendas 
Una hambuguesería y una juguetería
Una frutería
Una panadería
Una pescadería y una zapatería
Una papelería
Una tienda de ropa

Una vez que tenemos todas las tiendas con sus escaparates bien montados, procedemos a pedir a los alumnos que les pongan precio a cada uno. Aprovechamos para practicar (y repetir, ya que hablamos de enseñanza a niños) cuánto cuesta, cuánto cuestan... y refrescamos los números. Estamos fomentando ese aprendizaje inconsciente, propio de los alumnos de corta edad. Pensamos que ayuda a fomentar la creatividad y ayudamos al desarrollo de la observación y el conocimiento del entorno del alumno.


El escaparate de la pastelería
El escaparate de la hamburguesería
El escaparate de la tienda de ropa
El escaparate de la frutería

Ya sabemos que si algo le gusta a un niño no le importará volver a hacerlo una y otra vez, reutilizarlo, ampliarlo, retomarlo... me pasa con el Quién es quién, con el Veo, veo, con el Memory... y, pensando en esto, siempre podemos volver a nuestra calle comercial:
  1. Para colorear (y repasar los colores o practicar las descripciones).
  2. Para ampliar los escaparates de cada tienda (con el vocabulario que vayamos aprendiendo).
  3. Para ampliar el vocabulario de la calle (mobiliario urbano).
  4. Para practicar las situaciones comunicativas en las tiendas (con un par de muñecos de Playmobil y unos post-it de bocadillos de texto).
  5. Para hacer la lista de la compra y un presupuesto de lo que nos costará organizar una fiesta de cumpleaños o de fin de curso.
  6. Para contar una historia (con los muñecos).
¿Se te ocurre algo más? Estamos deseando escuchar tus ideas...