31 diciembre 2014

Twitter en la enseñanza y aprendizaje de ELE

El último día del año recibimos desde Digitalingua la gran noticia de la publicación de la primera edición de la obra colaborativa Twitter en la enseñanza y aprendizaje del español, editada y coordinada por Roberto Cuadros y Javier Villatoro, y en la que he tenido ocasión de participar en la redacción del artículo "Diseño de actividades y tareas con Twitter para el aula de ELE" a cuatro manos, con Ricardo Torres.

Los artículos de los quince autore que participamos en el libro, que se publica bajo licencia Creative Commons, se distribuyen en cinco secciones:

1. Twitter como plataforma para la comunicación, la enseñanza y el aprendizaje: cuestiones generales. Dos artículos, uno de Mar Galindo y otro de Javier Villatoro.
2. Twitter como espacio de cohesión para comunidades de aprendizaje lo componen otros dos artículos: el primero de Elisa Hergueta y el segundo de Manuel Rastrero y Dani Varo.
3. Difusión y community management, con un único artículo del equipo de la revista Ruta ELE.
4. Twitter en la formación de profesores, en el que encontramos un artículo de Guillermo Torres, otro de Vanessa Ruiz y un tercero de Roberto Cuadros.
5. Twitter en el currículo de lenguas. En la última sección encontramos cuatro artículos a cargo de Francisco Herrera, José Luis Espinosa y Lola Torres, Adelaida Martín y María Mejías y el que firmamos Ricardo y un servidor.

Enlace | Twitter en la enseñanza y aprendizaje de ELE (libro digital)
Enlace | Página de presentación de la obra (Digitalingua)
Hashtag | #monograficotwitter

28 diciembre 2014

Organizar el proceso de aprendizaje, en el Instituto Cervantes de Hamburgo

El próximo sábado 24 de enero de 2015, tendré la suerte de estar en el Instituto Cervantes de Hamburgo para impartir, dentro de las II Jornadas de Formación de Profesores de la editorial Edelsa, el taller ¿Cómo organizamos el proceso de aprendizaje? Las muñecas rusas como metáfora de la secuenciación didáctica.

Planificar una clase no es solo disponer el orden de las actividades, sino plantear objetivos, elaborar un itinerario, secuenciar el proceso de aprendizaje. En este taller propondremos un modelo de planificación de clases y cursos centrado en la acción con el que pretendemos facilitar
la capacitación del alumno para que se desenvuelva tanto en situaciones comunicativas "de urgencia" en un contexto hispanohablante (en niveles A) como en conversaciones informales sobre temas de actualidad e interés (en niveles B). Para ese modelo de secuenciación usaremos la metáfora de las matriuskas o muñecas rusas.


Veremos, por otro lado y en función de los profesores asistentes al seminario en la ciudad del norte de Alemania, algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de planificar el proceso de aprendizaje dependiendo de los alumnos que tengamos en clase, es decir, qué debemos tener en cuenta si enseñamos a niños, a adolescentes o a jóvenes y adultos.

Antes de mi taller, Clara Molero (asesora pedagógica de la editorial Edelsa) hablará de colocaciones léxicas: La noción de colocación léxica es fundamental en la enseñanza-aprendizaje del componente léxico de ELE, ya que es un principio poderosísimo para organizar, almacenar y combinar léxico. En este taller, desde una perspectiva cognitivista, analizaremos la teoría de las colocaciones léxicas, explicaremos qué es una colocación y reflexionaremos sobre la diferencia entre colocación, locución y combinación libre de palabras.

16 diciembre 2014

Enseñanza de ELE a niños (2)

Siguiendo con las entradas sobre la enseñanza de español a niños, en esta segunda entrega de la serie hablaré del enfoque adoptado, del rol del profesor y del alumno, del papel de los materiales y de la evaluación.

  • Enfoque adoptado. En términos generales se opta por un enfoque orientado a la acción, si bien  el MCER no es un documento elaborado de forma específica para la enseñanza a niños por lo que cabe preguntarse cómo mantenerlo cuando se está trabajando con niños. Partiendo de la comunicación se pretende que el contexto del aula se convierta en un espacio que proporcione situaciones ricas que faciliten los procesos de interacción en la lengua meta. El objetivo es, pues, que los alumnos aprendan a utilizar la lengua al tiempo que la están usando para comunicarse entre ellos
  • Interacción. Se deben proponer cuestiones de interés para el niño, próximas a sus necesidades comunicativas (y cuestiones que sean factibles de acuerdo a su desarrollo cognitivo. Es decir, a los niños les interesan los contextos del aquí y ahora. Los espacios de interacción propicios son el aula, la escuela, el barrio y la familia. En clase debemos centrarnos en las rutinas de aula, en el conocimiento de sí mismos y de su entorno. 
  • Zona de desarrollo próximo. Vigotsky planteó que el desarrollo intelectual del niño no es un acto individual sino una función del grupo que lo desarrolla. La zona de desarrollo próximo es la distancia entre lo que el alumno es capaz de hacer solo y lo que es capaz de hacer con ayuda, es decir, entre el nivel de desarrollo efectivo y el nivel de desarrollo potencial. Ahí se debe ubicar la acción educativa, liderada por el profesor.
  • Rol del profesor. Como afirma Nunan, la misión del profesor es ser el "facilitador del proceso de comunicación, de las tareas y los textos de los participantes, analizador de necesidades, consejero, organizador del proceso". Dinamizador y motivador. Además, ha de desarrollar la competencia de aprender a aprender y no olvidar el componente afectivo: el profesor es la persona que los niños van a asociar con la nueva lengua.
  • Rol del alumno. Los niños colaboran y participan en el aula para que, a través de la interacción, puedan establecerse situaciones que favorezcan el aprendizaje de la lengua. Se espera de los niños una actitud activa en la que pueda expresar su curiosidad hacia la nueva lengua, sus necesidades de comunicación y participar en la gestión del proceso de enseñanza.
  • Papel de los materiales. El profesor necesita que los materiales le faciliten la labor en el aula y deben traer la realidad de fuera del aula a la clase. Además de los materiales publicados, es muy recomendable llevar láminas, fotos, reproducciones de objetos reales o los propios objetos reales, juegos y juguetes...
  • Evaluación. Afirmamos, con Martín Peris, que el trabajo de evaluar es el de dar respuesta a la evolución del alumno y de replantear acciones didácticas en función de dicho progreso. En la educación infantil, la evaluación se realizar en función de la evolución. No hay pruebas de evaluación acreditativa sino registros de seguimiento. Papel protagonista en esta evaluación formativa la tiene la retroalimentación que se le da al alumno, por medio de la cual se facilita que comprenda sus errores, entendidos como oportunidades de aprendizaje e indicadores para el replanteamiento didáctico del docente.


--
Enlace | Enseñanza de ELE a niños (1)
Créditos de la imagen | Flickr Creative Commons

01 diciembre 2014

Enseñanza de ELE a niños (1)

Desde principios del mes de noviembre estoy cursando el Experto en Enseñanza de Español a Niños y Adolescentes, de la Universidad de Barcelona, y me gustaría compartir mis reflexiones, conclusiones e impresiones de las asignaturas que voy cursando. Empiezo la serie con esta entrada dedicada a los conceptos clave.

  • Adquisición y aprendizaje. Mientras que la adquisición son los procesos inconscientes y naturales que conducen al desarrollo de la competencia comunicativa, entendemos por aprendizaje el conjunto de procesos conscientes e inconscientes (naturales) que tienen como objetivo desarrollar la competencia comunicativa en una lengua meta a través de contextos formales de enseñanza. El aprendizaje se lleva a cabo en un contexto de instrucción y, como resultado, el aprendiente desarrolla un conocimiento de la lengua meta que le permite expresarse con corrección.
    Cuando el aprendiente es un niño se cree erróneamente que se va a producir la adquisición de la L2 de forma natural pero hay muchos factores que influyen en el desarrollo de la competencia comunicativa (como el contexto de aprendizaje, por ejemplo).
  • Desarrollo cognitivo. Cuando el aprendiente es un niño es indispensable realizar un análisis de necesidades y conocer las capacidades del niño (cognitivas, sociales, motrices, lingüísticas) en función de su edad. Piaget (1929) afirmaba que el desarrollo cognitivo eran consecuencia del desarrollo interno (el niño hace actividades cada vez más complejas a medida que se relaciona con el mundo). Por su parte, Vigotsky (1982) afirmaba que el desarrollo cognitivo depende de factores externos que, primero, facilitan el aprendizaje y, luego, se produce el desarrollo a partir de las interacciones sociales, cuyo elemento facilitador es el lenguaje. 
  • Fases de desarrollo de habilidades y capacidades. En relación a lo anterior, a la hora de planficar actividades, diseñar materiales didácticos, etc. es esencial conocer cuáles son las capacidades motrices, perceptivas, cognitivas, sociales y lingüísticas que tiene el niño a cada edad.
  • Componente afectivo. Si para cualquier alumno es importante hallar una respuesta positiva por parte del profesor y de sus compañeros, para los niños es esencial ya que entre sus necesidades se encuentran: (a) establecer un vínculo afectivo con el docente; (b) percibir el entorno como un lugar seguro y familiar; y (c) desarrollar una relación positiva con el proceso de aprendizaje que ocurre dentro de la clase.
  • Motivación. En los alumnos más jóvenes parece existir una relación directa entre lo significativo de un aprendizaje y lo motivador que lo encuentran. Desde la perspectiva del constructivismo social, hay dos tipos de motivación: intrínseca (el gusto por realizar una actividad) y extrínseca (motivada por otros fines) que no son opuestas, sino complementarias. Según el modelo motivacional de Keller, los cuatro pasos para promover y mantener la motivación en el proceso de aprendizaje son: atención, relevancia, confianza y satisfacción.
  • Uso de la L1.  No es recomendable, en el aspecto emocional, presionar al alumno para que abandone su L1 en clase, sino que se deben plantear estrategias para fomentar el uso de la L2 en clase.
  • Disciplinas que aportan aspectos teóricos relevantes: la psicolingüística (nos enseña que hay que atender a cómo aprender la L2 en función de la etapa de desarrollo de la L1 en la que se encuentra el niño en cada momento), la fonética y la fonología (son una gran base de la creación de materiales: nos interesa lo que es capaz de percibir el niño y lo que se pretende que reproduzca), logopedia (el ejercicio de aparato fonador ayuda a los niños a producir sonidos que no son comunes en su lengua habitual; nos ayuda a tomar conciencia de la importancia de la pronunciación y la entonación en la L2) y la educación musical (nos ayuda a trabajar aspectos como la entonación, el ritmo, el vocabulario o la pronunciación).
--
Créditos de la imagen | Flickr Creative Commons