28 marzo 2014

Taller de escritura... con ayuda de los grandes de nuestras letras

"En ocasiones de pilla el toro" (léase como un susurro), sí, pero quienes me conocen, saben que me gusta llegar antes de tiempo, que suelo planificarlo todo con bastante antelación... es decir, no dejo nada para última hora, más bien, como decimos en Málaga, soy bastante apretao. Sin embargo, el mismo día que publiqué esta entrada con motivo del 30 aniversario del fallecimiento de Julio Cortázar (con actividades que podríamos llevar al aula para acercar la figura del genio argentino a nuestros alumnos) me di cuenta de que debería haberlo hecho con antelación ya que, en el momento de hacer clic en el botón "Publicar" ya era tarde. Es por ello por lo que publico este post pensando en el 23 de abril, a fin de que los profesores puedan llevar esta actividad al aula con motivo de la celebración del Día del Libro. Sé que falta aún casi un mes, pero pronto llega la Semana Santa y las preocupaciones de este bloguero se irán hacia otros asuntos...

La inspiración me vino leyendo este post que, a su vez, encuentra inspiración en este artículo... cosas que pasan hoy en día. Me he basado, como digo, en este post pero lo he personalizado con alguna aportación propia. Trabajar con la literatura en clase no tiene por qué debe ser aburrido. La literatura en clase debe ser vivida, experimentada, degustada y disfrutada. Diviértete y haz que tus alumnos se diviertan.

La propuesta es sencilla: aquí tienes los comienzos (sugerentes, brillantes únicos) de algunas novelas y relatos. La propuesta, a su vez, ofrece múltiples opciones de explotación: léelo en clase y acompaña a los alumnos en el proceso de resolución de dudas de léxicos o gramaticales); ocúpate de la ironía o de las dobles intenciones; juega con el título y el fragmento inicial e intenta descubrir el género literario o el tono de la obra; en definitiva, diviértete.

Aquí tienes mi selección. Son quince fragmentos en los que nos encomendamos a Cervantes, Borges, Vila-Matas, Bioy, Cortázar, Benedetti, Martín Santos, Onetti, García Márquez, Piglia o Semprún para que nos ayuden a despertar esa creatividad que nuestros alumnos tienen en estado latente. Si ellos no son capaces de hacerlo, ¿quién si no?
  1. «Parece que los gitanos y gitanas solamente nacieron en el mundo para ser ladrones» —"La Gitanilla", en Novelas ejemplares, Miguel de Cervantes.
  2. «Antes de que me hubiera apasionado por mujer alguna, jugué mi corazón al azar y me lo ganó la violencia.» —La Vorágine, José Eustasio Rivera. 
  3. «Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo». —Pedro Páramo, Juan Rulfo. 
  4. «El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5:30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo» —Crónica de una muerte anunciada, Gabriel García Márquez. 
  5. «Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne.» —El túnel, Ernesto Sabato. 
  6. «¿Encontraría a la Maga?» —Rayuela, Julio Cortázar. 
  7. «Hoy, en esta isla, ha ocurrido un milagro.» —La invención de Morel, Adolfo Bioy Casares. 
  8. «Sonaba el teléfono y he oído el timbre. He cogido el aparato. No me he enterado bien» —Tiempo de Silencio, Luis Martín Santos. 
  9. «Hace un rato me estaba paseando por el cuarto y se me ocurrió de golpe que lo veía por primera vez.» —El Pozo, Juan Carlos Onetti. 
  10. «No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente.» —El Capitán Alatriste, Arturo Pérez-Reverte. 
  11. «Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó construir un laberinto tan complejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían.» —"Los dos reyes y los dos laberintos" en El Aleph, Jorge Luis Borges. 
  12. «Esta noche estoy solo. Mi compañero (algún día sabrás el nombre) está en la enfermería. Es buena gente, pero de vez en cuando no viene mal estar solo.» —Primavera con una esquina rota, Mario Benedetti. 
  13. «Fui a Key West, Florida, y me inscribí en la edición de este año del tradicional concurso de dobles del escritor Ernest Hemingway.» —París no se acaba nunca, Enrique Vila-Matas. 
  14. «Los llaman los mellizos porque son inseparables. Pero no son hermanos, ni son parecidos. Difícil incluso encontrar dos tipos tan diferentes.» —Plata quemada, Ricardo Piglia. 
  15. «¡Ya tenemos el muerto que necesitábamos! —exclamó Kaminsky.» —Viviré con su nombre, morirá con el mío, Jorge Semprún.

Ahora pide que continúen la historia, que utilicen de modo creativo la lengua que están aprendiendo, que mantengan el estilo de autor... dale la extensión que corresponda al nivel o juega a que creen microrrelatos (¿tal vez en Twitter?), haz un concurso literario... en definitiva, diviértete.

--
Créditos de la imagen | elgris

23 marzo 2014

Creación de materiales didácticos para la clase de español

Como anuncié hace unos días, el pasado fin de semana (21-22 marzo) tuve la suerte de impartir el Curso de creación de materiales didácticos para la clase de español, curso que se enmarca dentro del Programa de formación de profesores de la Asociación Español en Andalucía. Durante las 12 horas que, distribuidas entre la tarde del viernes y la mañana del sábado, dividimos el trabajo en tres bloques: análisis de materiales, creación de materiales y herramientas de edición de materiales.


Antes de empezar, propusimos una actividad de calentamiento en la que los participantes se presentaron y respondieron a una pregunta en la que anticipábamos los contenidos del curso: por qué creamos materiales, por qué nos gusta un material que nos gusta, por qué decimos que no nos gusta un material que no nos gusta, qué papel tienen el profesor, el alumno y el material en el proceso de enseñanza-aprendizaje, etc. Aquí tenéis las preguntas que hizo, en mi nombre, Chicui, mascota del Unicaja:



Tras esa primera hora, el primer bloque se divide en dos partes: (a) presentación de los criterios de análisis de materiales y (b) tarea de análisis de materiales didácticos, a partir de una plantilla basada en lo presentado en la primera parte. 

Para esta segunda parte quiero agradecer a las editoriales Edelsa, Edinumen, EnClave-ELE y SGEL que nos enviaron muestras de sus materiales para tal fin y, tras el trabajo, en nombre de las editoriales, tuve el placer de regalar las muestras a los docentes.


El segundo bloque, el de mayor duración, lo dedicamos a la presentación del proceso de creación de materiales. Siguiendo el mismo esquema, tras la presentación hubo realizaron una tarea de creación de una secuencia didáctica para diferentes niveles a partir de un mismo input audiovisual, el cortometraje "Yo tb tq".


La última parte del curso la dedicamos a la presentación de diversas herramientas digitales para la edición de materiales didácticos y de muestras de actividades elaboradas con dichas herramientas por diversos docentes que las han compartido en la red.

Os dejo, como es habitual, el material utilizado durante el curso. Es un vídeo de 15 minutos con la presentación usada. Espero que sea de vuestro interés:

20 marzo 2014

Trivial cultural interactivo con ThinkLink

ThingLink es una herramienta muy interesante desde el punto de vista educativo, ya que permite hacer imágenes interactivas. El uso es muy sencillo: solo tenemos que registrarnos gratuitamente (yo lo hice a través de mi cuenta en Twitter) y el mecanismo para enriquecer la imagen que elijamos es exactamente igual que el proceso de etiquetado de fotografías en Facebook. La diferencia está en que al hacer clic sobre la imagen, el menú que se nos despliega nos da la opción de insertar una fotografía, texto e incluso un vídeo, junto a un enlace. Después, se puede compartir en las redes sociales o insertar en nuestra página web. Una vez que lo tengamos listo, los usuarios verán una serie de iconos (que previamente, durante la edición, hemos elegido nosotros mismos) y al pasar el ratón sobre cada uno se nos abrirá el contenido propuesto. Aquí tenéis una muestra:

Acceso al Trivial cultural en el mapa interactivo de España en tamaño real en el link al final del post.
Como veis, he estado trasteando esta nueva herramienta y he creado un mapa interactivo de España a modo de trivial cultural. He incluido fotos, vídeos, preguntas sobre personajes, preguntas de verdadero/falso, etc. y lo tenéis a vuestra disposición para que lo llevéis a clase.

Esta herramienta tiene un potencial enorme en la educación, como nos cuentan los amigos de Free Technology for Teachers en un post de hace unos meses. En nuestras clases podemos hacer multitud de cosas:

  • Presentar vocabulario: la ropa sobre la foto de un escaparate de una tienda; las relaciones de parentesco sobre la foto de una familia; el cuerpo sobre las fotos de algunos personajes reconocidos de la cultura hispana... 
  • Presentar cultura: además de la idea del mapa cultural, se pueden hacer otras muchas cosas: por ejemplo, sobre una foto de alimentos del país se pueden incluir vídeos o recetas a platos que se pueden hacer con esos alimentos; sobre imágenes de una catedral o de una pintura se pueden incluir los elementos formales de las obras o datos de la biografía del autor o del estilo...
  • Presentar gramática: las imágenes nos facilitan el contexto y a partir de ahí, podemos aportar enlaces a las explicaciones formales, actividades de práctica controlada y de práctica libre...
  • Destrezas comunicativas: igualmente que hemos propuesto con los contenidos gramaticales, al permitir la inserción de vídeos y de todo tipo de enlaces (a textos en línea, audios, etc.) podemos organizar los contenidos que deseemos para poner en práctica las actividades comunicativas de la lengua que queramos.
  • Formación de profesores: puede ser una interesante alternativa al Power Point, al Keynote o al Prezi, para nuestros talleres de formación de profesores.

18 marzo 2014

Esto no es una reseña de El español en la maleta (1)

En septiembre de 2011 vio la luz la primera edición de El español en la maleta, obra coral coordinada por Rafael Robles. En octubre de 2013 llegó a mi casa el paquete de Amazon que lo contenía. En marzo de 2014 publico esta entrada. Voy tarde, ya lo sé, pero aquí está mi homenaje, mi aplauso y mi agradecimiento por la obra.

Es un libro delicioso hecho por y para profesores de español. Es un libro que no necesita una reseña. Por eso, esto no es una reseña. Los relatos que presentan las experiencias de estos treinta profesores deben ser disfrutados y leídos con la intención dejarse sorprender y predispuestos para aprender con cada renglón.

Mi sensación al terminar de leer el libro ha sido la de ver reflejadas en las palabras de esos profesores muchas de mis propias experiencias. Y no hablo de las experiencias sobre lingüística ni sobre metodología ni sobre gestión de clases... no, hablo de las experiencias profundas, las interiores, las humanas, las que nunca han aparecido en este blog ni en ningún taller didáctico o artículo de reflexión. Y quiero compartirlas aquí y ahora, seguramente de una forma desordenada, por medio de las palabras que he leído y he subrayado con la duda de si, de algún borgiano modo, habrán sido escritas por mí aun habiendo sido escritas por otro...

Profesores de español, portadores de tópicos  Como dice Isabel Leal, todos llevamos al aula los tópicos, aunque no queramos, aunque no los representemos... ¿qué hacemos con ellos?
Albania, capital Tirana. Limita al sur con Grecia; lo bañan el mar Jónico y el Adriático, como a Italia.Es mejor presentarlo así. Si empiezo a decir que comparte frontera con Montenegro, Macedonia o Kosovo no solo sonará a lejano y a frío; se le añadirán más tópicos: guerra, mafia...
Tópicos. Yo también llevo algunos en mi maleta, casi sin quererlo: flamenco y olé, Inquisición, fiesta, siesta, Guerra Civil, Lorca y Picasso, sangría y tortilla, toros, Almodóvar. Lo bueno es que no abultan demasiado, y algunos no molestan. 
Está lloviendo, ¿vendrán a clase? Este sentimiento de Carmen Polo me ha hecho recordar las conversaciones en la sala de profesores en los escasos días de lluvia y frío de Málaga:
Berlín me espera, más nívea y fría que nunca. Me pregunta si mis alumnos tendrán valor para tirarse de sus camas al gélido ambiente callejero. [...] Vistos desde mi perspectiva mediterránea, estos nórdicos son cuasi héroes: no solo se atreven a desplazarse... ¡¡¡Van en bici!!! [...]
Si yo albergaba alguna duda, creyendo que mis chicos se quedarían en casa ante el temor de temperaturas tan insanas, disipada queda: la moderna calefacción del aula tira más que sus habitaciones de estufa de carbón.
También me recuerda nuestras conversaciones veraniegas... ¡¿pero qué hacen estos japoneses a las 16:15 en clase, después de andar media hora desde su casa, recién comidos, a 40ºC para venir a la clase?!!

Los libros, esa manía Yo también habría podido escribir estas líneas, pero son de Carlos González, al principio de su relato sobre su experiencia en Alemania.
He vuelto a casa, a mi casa compartida en Greiswald, con la cartera llena de libros una vez más. Mi madre dice que debería tener cuidado, porque es una manía como otra cualquiera, como a quien le da por coleccionar buhítos de los chinos u otras cosas semejantes.

Esas sencillas coincidencias Me veo en el relato de Ana Haro como si me mirara en un espejo, al descubrir esas sencillas coincidencias:
Como era y sigue siendo costumbre, me fui directa a la cafetera. Me quedaban unos diez minutos antes de que sonara la campana anunciando la próxima clase, el tiempo de hacer unas fotocopias y de fumarme l primer cigarrillo del día, eso sí, en la sala de fumadores que el colegio había habilitado después de varias broncas entre los de los dos sectores. Me di cuenta de que por muy lejos de su país que estuviesen algunos, les seguían preocupando las mismas tonterías.
La historia, versión libre También Ana descubre otra costumbre que tenemos los profesores o que, al menos, tengo yo... y que suelo definir con la expresión "la cabra siempre tira al monte". Si no, ¿cómo es que todos mis alumnos acaban el curso conociendo a un tal Luis Buñuel o quieren probar un jamón que se llama Joselito?
De ahí como siempre, me fui por las ramas y les conté a mi manera la invasión de sus antepasados, los siete siglos de ocupación, la convivencia pacífica de las tres religiones, los Reyes Católicos, la toma de Granada. Acabé apoteósicamente con la historia del origen del nombre de un lugar a las afueras de Granada, "El Suspiro del Moro", que lleva toda la nostalgia de Al-Alndalus. Por supuesto, tampoco me olvidé de la frase atribuida a su cruel madre y la apunté en la pizarra para ver si podían entenderla: "No llores como una mujer lo que no has sabido defender como un hombre".

16 marzo 2014

Curso de creación de materiales didácticos

Un año más, la Asociación Español en Andalucía, en colaboración con CECE-A, lanza sus cursos de formación de profesores. En esta ocasión, serán dos los cursos que se impartirán a finales de marzo, como anunciaba Francisco Herrera, vocal de formación de EEA, desde su perfil de Twitter:

En Málaga Sí se celebrará el Curso de creación de materiales didácticos para el aula de español, que tendrá lugar los próximos 21 y 22 de marzo, para el que ya se han cubierto las plazas y hay algunos profesores en lista de espera. Estoy encantado de repetir la experiencia de 2011, en la que tuve la oportunidad de impartir el curso Entender el Marco, dentro del mismo programa de formación.


El curso girará alrededor de tres ejes: el análisis, la creación y la edición de materiales didácticos. En la primera parte (viernes por la tarde) veremos los criterios de análisis de materiales didácticos y realizaremos una tarea práctica de análisis de diversos manuales de ELE. El sábado lo dedicaremos casi por completo a la creación de materiales: partiremos preguntándonos por qué necesitamos crear materiales y hablaremos de cómo fijar los objetivos, seleccionar los contenidos, crear la secuencia didáctica atendiendo a la progresión en el aprendizaje, diseñar las actividades y tareas poniendo atención a las instrucciones de las mismas. Realizaremos una segunda tarea de creación y, para terminar el curso, presentaremos algunas herramientas para la edición de materiales.

Créditos de la imagen | MaraudersMap

13 marzo 2014

Los dados de Rory’s Story Cubes: un recurso para la clase de ELE (2)

Continuamos con la serie iniciada hace unas semanas en colaboración con Daniel Rodríguez sobre el uso de los cubos de Rory's Story Cubes. Tras la presentación de la primera entrada y las dos primeras propuetas didácticas os dejamos estas tres más. Espero que os sean de utilidad.

3. Érase una vez
  • Nivel: a partir de A2.
  • Objetivos y contenidos: Relatar en pasado. Secuenciar historias en pasado. Marcadores temporales. Uso de los dados: Dependiendo de la disponibilidad de dados se pueden usar tres dados de cada pack. Se tiran los 9 dados al azar y se ordenan para secuenciar la historia. 
  • Desarrollo de la actividad: esta actividad se puede plantear de dos maneras, por un lado presentar un cuento infantil que todos conozcan y cada grupo tendrá que usar los personajes y la trama de este cuento pero con la libertad que nos da usar los iconos de los dados en el orden que elija cada grupo; o también presentar tres cuentos (por ejemplo: Caperucita, La Bella durmiente y Cenicienta) para que cada grupo haga su propia versión del cuento
  • Jugadores: En grupos. Si se tienen los tres packs, lo ideal sería dividir la clase en tres grupos (de 3 ó 4 alumnos)
  • Enlaces: Hoja de trabajo en Google Drive.
  • Propuesta de Daniel Rodríguez en IES Abroad.

4. Planifica un viaje 
  • Nivel: a partir de A1+.
  • Objetivos y contenidos: realizar planes de futuro y expresar deseos y expectativas. Marcadores temporales. Perífrasis de futuro (ir a + infinitivo, pensar + infinitivo…)
  • Uso de los dados: los 9 dados de cualquiera de los packs (aunque recomendamos el paquete general y el de viajes) y se pide que realicen la planificación de un viaje utilizando las 9 imágenes.
    Desarrollo de la actividad: se tiran los dados y se asocia cada uno de los iconos que salgan tras la tirada con uno de las siguientes categorías: (1) el destino, (2) el clima, (3) la duración del viaje, (4) el alojamiento, (5) la gastronomía, (6) las atracciones turísticas, (7) los acompañantes, (8) el medio de transporte y (9) cosas que nos gustaría descubrir. La conexión entre las imágenes y la historia es libre. Viva la creatividad.
    Jugadores: en parejas o pequeños grupos.
    Variantes: en lugar de realizar una planificación se puede pedir que cuenten una experiencia.
    Idea original de José Ramón Rodríguez. 
 
5. Mi película favorita
  • Nivel: a partir de A2.
  • Objetivos y contenidos: resumir el argumento de una película. Algunos conectores para relatar en presente. Pronombres de CD/CI
    Uso de los dados: Se pueden combinar todos los packs, 6 dados por grupos.
    Desarrollo de la actividad: Es importante que hagan un dibujo que sirva de escenario de la película que van a contar. Se puede hacer de dos formas:
    1. Que cada grupo escriba la trama de una película diferente, eligiendo las imágenes de 6 dados y cambiando el final de la película.
    2. Juegan con 6 dados y ellos eligen (sin tirar los dados) 6 ó 9 imágenes que ilustren la trama de su película favorita o una escena de su película favorita.
    3. En cualquiera de las dos opciones se puede pedir que se mezclen los grupos para, después de terminar la tarea de elegir los dados, intentar adivinar el nuevo final (para la historia recontada) o inventar una continuación de la historia sin los cubos (si decidimos usar la opción de contar el argumento de su película favorita)
    Jugadores: grupos de 3 ó 4 personas.
    Variantes: Se puede proponer una película que todos conozcan y hacer un concurso para elegir el mejor final (alternativo) de la historia.
    Enlaces: En el blog oficial de Rory’s Story Cubes[b]. 
  • Slide de la actividad modificada por Daniel Rodríguez para IES Abroad en Google Drive.