31 julio 2011

Entrevista a Cristóbal Cobo sobre aprendizajes invisibles

A principios del mes de julio tuve ocasión de participar en el curso Aprendizajes invisibles: hibridaciones entre el aprendizaje formal, informal y la serendipia, -dentro del marco de los cursos de verano organizados por la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA)-, del que tuve noticias gracias a la gente de Nodos ELE. Dirigido por Cristóbal Cobo y con la participación de un equipo académico de lujo: junto a Cristóbal Cobo, John Moravec (ambos autores del muy recomendable libro Aprendizajes invisibles), Antonio Bartolomé y Hugo Pardo (este último autor, junto a Cristóbal Cobo, del libro Planeta Web 2.0. Inteligencia colectiva o medios fast food).

En el curso, de tres días e intensas sesiones de trabajo, se trataron transversalmente, entre otros, estos temas: nuevas teorías e ideas en la educación, los desafíos de las instituciones educativas del siglo XXI, la evolución desde la sociedad 1.0 a la sociedad 3.0, la redefinición de la universidad y la desintermediación en la Educación Superior, el aprendizaje basado entre pares, la educación informal, el uso de tecnologías abiertas y colaborativas, el verdadero lugar de las tecnologías en la educación...

Mi amigo Francisco Herrera me sugirió la idea de entrevistar a Cristóbal Cobo para el podcast LdeLengua y hace unas horas me informaba vía Google+ de la publicación de dicha entrevista en el número 47 del podcast. Es una charla breve, informal, pero creemos que muy interesante.

Por cierto, seguiré editando este post con mis notas del curso y mis reflexiones de la lectura del libro de Cristóbal y John. Os mantendré informados vía Twitter.


--
Enlace | Aprendizajes invisibles (web y libro)
Enlace | LdeLengua 47 con la entrevista a Cristóbal Cobo
Enlace | Cristóbal Cobo en Twitter
Vídeo | Cristóbal Cobo en TED
Enlace | John Moravec en Twitter
Vídeo | John Moravec en TED
Enlace | Antonio Bartolomé en Twitter
Enlace | Hugo Pardo en Twitter

27 julio 2011

Marta Martínez: "Como piensan que culturalmente Sicilia y España son más o menos iguales, cometen errores pragmáticos".


Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (VIII)  

Trabajo en el Instituto Cervantes de Palermo, en Sicilia, Italia. Es un centro relativamente pequeño, con pocos estudiantes, pocos grupos y no muchos profesores. Hay dos perfiles de estudiantes claramente diferenciados: los que aún estudian o acaban de terminar de estudiar y buscan su primer trabajo, por un lado, y aquellos mayores y más asentados que trabajan o ya se jubilaron. El primer grupo, el de los jóvenes y estudiantes, están interesados en el español por razones, digamos, más instrumentales. Lo quieren aprender para ir a estudiar a España (muchos quieren ir de Erasmus), para encontrar un trabajo, para ampliar sus posibilidades laborales en Italia o en el extranjero. El segundo grupo, por el contrario, son personas que quieren aprender español porque les gusta la lengua y porque han viajado o viajan con cierta frecuencia a España o a países hispanohablantes. Son personas mucho más interesadas en el aspecto oral, en la conversación, y también muestran interés por la literatura o el cine en lengua española.

Por eso también la metodología es diferente para unos y otros. Mientras los jóvenes, además de hablar mucho en clase, demandan explicaciones gramaticales, reglas y ejercicios, los otros quieren algo más conversacional y menos estructural. En cualquier caso, siempre utilizamos métodos comunicativos y por tareas. Les gusta especialmente debatir en clase, aunque ni siquiera tengan nivel para hablar de sus actividades cotidianas, siempre quieren discutir sobre temas de actualidad (los palermitanos son muy discutidores). En cuanto a sus dificultades, probablemente la más acuciante sea que pueden comunicar mucho en muy poco tiempo de estudio, pero que en la corrección y alcance van lentamente y se fosilizan sus errores.

Como otros muchos, tienen problemas gramaticales (ser y estar, haber y tener, preposiciones…) y, a veces, porque piensan que culturalmente Sicilia y España son más o menos iguales, cometen errores pragmáticos. En cualquier caso, les llaman la atención los horarios de comida de los españoles, que siempre haya gente en la calle, cómo se vive la noche en España, que la gente se bese cuando es presentada, que tratemos a todo el mundo (o casi) de tú, que tengamos –bajo su punto de vista
mucha más libertad de costumbres que ellos, y que en España limpien las calles y las rieguen con tanta frecuencia (es que aquí el problema de la limpieza en la ciudad es bastante doloroso…)


Autora
Marta Martínez es profesora de ELE en el Instituto Cervantes de Palermo (Italia).

25 julio 2011

Neftalí Peral: "Hay una aparente relación directa entre los aprendientes de la salsa, el flamenco y el tango y el español".

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (VII)   

La primera vez que llegué a Estonia fue en noviembre de 2005 y el frío ya había empezado su estancia en el país. Estuve tres cursos académicos enseñando en la Universidad de Tartu. Tanto asignaturas de Filología (Sintaxis, Análisis de Textos, conversación...), como ELE. Después pasé un año en Bakú, Azerbaiyán, y finalmente en 2009 me decidí por abrir la escuela Hispaania Maja en Tallinn. Los alumnos de Hispaania Maja son mayoritariamente adultos, tienen alrededor de 30 años y son trabajadores y profesionales.


El español es una lengua expresiva, estudiada principalmente para el ocio, la cultura, el turismo a diferencia de otras lenguas como el francés o el alemán, más estudiadas como herramientas en el trabajo.
 Buena parte de los alumnos de Hispania Maja estudian español porque han viajado o para viajar a países hispanohablantes. A menudo se observa que ciertos estonios han viajado o van a viajar Latino América pero que no se han planteado ir a España. La música, el cine son también causas por las que estudian español, además de, por ejemplo, ser fanáticos de la salsa, el flamenco y el tango. Hay una aparente relación directa entre los aprendientes de estos bailes y el español.


Están acostumbrados a una metodología tradicional donde el profesor es el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje. Intentamos romper con esta tradición y dar el máximo de protagonismo al alumnado. En grupos con máximo de 12 alumnos y clase en “U” basamos las clases fundamentalmente en tareas que los alumnos han de realizar permanentemente. Para dejar claro cómo trabajamos, enviamos a los alumnos una normativa de funcionamiento del aula y se hace hincapié en el compromiso que cada alumno ha de adquirir con la clase, consigo mismo y con los compañeros. El alumno que no trabaja rompe con el ritmo y la fluidez de las actividades. Hasta ahora hemos estado trabajando con "Gente. Nueva Edición" y hemos introducido materiales de otros manuales, mayoritariamente de la editorial Difusión, y también propios. Nos encanta trabajar con tarjetas de colores plastificadas preparadas por nosotros mismos.

Sobre los aspectos del español tienen más dificultades mis alumnos están el uso de los artículos, los pretéritos, el subjuntivo... Con haber, ser y estar intentamos desde el principio evitar que caigan en error, aunque no siempre es posible. De todos modos, y aunque parezca sorprendente, al ser su lengua Finougria y tan alejada de las lenguas indoeuropeas y sobre todo del español, el conocimiento del inglés, por ejemplo, les ayuda en buena medida en el aprendizaje del español. ¡Quién en España podría imaginarse que el español y el inglés se fueran a parecer! En la medida de lo posible planteamos estas similitudes del léxico para facilitarles el aprendizaje y que les sirva como truco para entender lo que aprenden.

¿Qué aspectos de la cultura española les resultan más interesantes, por un lado, y más chocantes, por otro? No sabría qué señalar. Desde mi punto de vista, digamos que nuestros comportamientos sociales son muy diferentes de los suyos y les atrae cómo vivimos la calle, los bares, el ambiente. También cómo nos saludamos. Asimismo, la cultura gastronómica y de buen vino y tapeo. Y no hemos conseguido quitarnos el tópico del mañana, mañana.

Autor
Neftalí Peral es director de la Escuela de español Hispaania Maja en Tallinn, Estonia. Perfil de la escuela en Facebook, página de fans de la escuela en Facebook

21 julio 2011

Almudena Hasan: "Los libaneses suelen identificar cultura con idiomas y el español está de moda".

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (VI) 

Me llamo Almudena y estoy dando clases en Kaslik, en uno de los centros que el Instituto Cervantes tiene en el Líbano.

Kaslik es una pequeña ciudad costera que se encuentra en la parte central de este país del Medio Oriente, en una zona mayoritariamente cristiana maronita. Por esta razón, mis alumnos tienen un perfil muy bien definido. En general, se trata de gente de todas las edades, de un elevado nivel económico.

Hay clases por la mañana y por la tarde.  Los cursos de la mañana se caracterizan por estudiar en ellos amas de casa de bastante dinero que no trabajan y que vienen a clase a socializar. En los de la tarde hay chicos más jóvenes que estudian en el colegio o en la universidad, gente que trabaja o no, etc.

Un hecho a resaltar es que nos encontramos en la parte árabo-francófona, por lo que mis estudiantes han recibido su educación básica en ambas lenguas. No obstante, poco a poco se están decantando por el inglés, más propio de las zonas musulmanas, dado su mayor importancia en el mundo actual.

Los libaneses suelen identificar cultura con idiomas y el español está de moda.

Son alumnos muy buenos que en los niveles iniciales apenas presentan problemas gramaticales, dada la semejanza del castellano con el francés; además, su pronunciación es bastante buena pero esta vez gracias al árabe, idioma que presenta sonidos como la /r/ o la /x/ semejantes al castellano, lo que les diferencian de los estudiantes puramente francófonos.

Es en la diferencia entre el ser/ estar y en algunos de los usos del subjuntivo en donde más se debe de incidir.

Destacar, quizá, y esto no deja de sorprenderme, su dificultad a la hora de puntuar y escribir en los niveles más avanzados. La explicación, para ello, es su poco gusto por la escritura y la lectura en general.

¿Choque cultural? El mundo árabe, aunque parezca mentira, se parece en bastantes aspectos a España. Mis alumnos es gente que suele viajar de vacaciones a menudo a España, (¡Barcelona les vuelve locos!, la paella, los toros, el flamenco…), o a diversos países hispanoamericanos, lo cual se explica por la gran colonia libanesa que vive en el extranjero. No debemos olvidar que Shakira, Salma Hayek o Carlos Slim son famosos hijos de libaneses.

Es por su carácter ultracatólico que les sorprende y rechazan que en España los homosexuales se casen y puedan adoptar niños, que el aborto esté permitido o que los españoles no vayan mucho a la Iglesia.

Autora
Almdena Hasan es profesora de E/LE en Kaslik, uno de los centros del Instituto Cervantes en Beirut (Líbano) y ha desempeñado su labor docente en otras sedes del Instituto Cervnates en el mundo árabe (Siria, Jordania...)

18 julio 2011

Lucas Pérez: "La dificultad estrella son los artículos, ya que el polaco carece de ellos".

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (V)  

Doy clase en Polonia desde el año 2009 en dos ciudades, Katowice, donde soy lector AECID en la Universidad de Silesia, y en Cracovia, donde soy profesor colaborador en el Instituto Cervantes de esta ciudad. En cuanto a los perfiles, en la universidad los alumnos tienen entre 20 y 25 años mientras que en el Cervantes, aunque predominan los estudiantes universitarios, hay más variedad ya que también encontramos profesionales de todo tipo y edad.

Si nos centramos en la motivación, la mayoría elige el español por motivos “afectivos” ya que tienen una imagen muy positiva de España e Hispanoamérica y además el español “les suena bien, es muy bonito”. Esto es así hasta el punto de que a veces te llegan a parar en la calle o en el bar al escucharte hablar español para decirte las palabras que saben (hola, fiesta, sol, vamos a la playa, etc.) , esto es inimaginable con otras nacionalidades y resulta muy llamativo puesto que los polacos no destacan por ser especialmente abiertos a las primeras de cambio. A todo esto, reflexión que comparto con otros profesores, hay que añadir que Polonia y España no han tenido desavenencias históricas, razón a tener en cuenta en un país con innumerables conflictos con vecinos de las cuatro latitudes, dos guerras mundiales a sus espaldas y más de cuarenta años de dominio soviético.

Desde un principio he usado manuales basados en el enfoque por tareas (Gente, Aula, etc.)  y he intentado aplicar en clase pautas del aprendizaje colaborativo sin ningún tipo de objeción, aunque no es el método más extendido ya que por lo general se tiene una idea bastante tradicional del aprendizaje de lenguas extranjeras, que he tenido la oportunidad de experimentar como alumno en mis clases de polaco.

En cuanto a las dificultades, la estrella son los artículos, ya que el polaco carece de estos, seguido de uno de los clásicos: el subjuntivo

En lo más interesante para el estudiante polaco de ELE metería todos los tópicos imaginables que se relacionan con España (playa, sol, fiesta, siesta, sangría, flamenco, toros, etc.) además de la fascinación por Hispanoamérica. En cuanto a lo más chocante no sabría decir, quizás a aquellos que ya han estado en España les choca que no toda España sea igual, por ejemplo, para muchos en España no nieva y todo el mundo es abierto.

Autor
Lucas Pérez de la Fuente es profesor de ELE en la Univsersidad de Silesia, en Katowice, como lector AECID y, como profesor colaborador, en el Insituto Cervantes de Cracovia (Polonia). Participa en LdeLengua | Blog | Twitter

14 julio 2011

Helena García: "Lo que más les motiva es el hecho de vivir en una ciudad en la que más de la mitad de la población habla español".

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (IV) 


Doy clases en el Instituto Cervantes de Nueva York y en Naciones Unidas. Los estudiantes son adultos de entre 25 y 60 años, la mayoría de ellos trabaja, y provienen de diferentes países.

Lo que más les motiva a la hora de estudiar español es el hecho de vivir en una ciudad en la que más de la mitad de la población habla español. La mayoría de ellos necesita el español en el trabajo y también hay muchos estudiantes que lo aprenden para viajar o porque quieren vivir en un país hispanohablante.

El método que empleamos en las clases el enfoque orientado a la acción. Con este enfoque consideramos al estudiante como un agente social que tiene que hacer uso de la lengua en situaciones comunicativas reales en las que se tiene que implicar y utilizar las estrategias necesarias para resolver las tareas que les proponemos. Aunque en las dos instituciones usamos el manual de Gente, creamos o adaptamos muchas actividades con el fin  de que se adapten a sus necesidades y se produzca una comunicación eficaz. Las actividades comunicativas están contextualizadas y responden a los intereses de los estudiantes, que en la mayoría de los casos necesitan aprender español para el trabajo o los viajes.

La mayoría de los estudiantes tienen dificultades con la gramática, especialmente en el uso de los tiempos de pasado y en el subjuntivo. Otro de los aspectos gramaticales que les resulta bastante difícil es el uso de los artículos y la concordancia de género y número, ya que no existe en su país.

Todo lo español está muy de moda en Nueva York y por eso hay muchos aspectos de la cultura española que a los americanos les parecen interesantes como por ejemplo el cine español, ya que hay muchos ciclos de cine español y ponen muchas películas españolas en el cine; el arte es también muy conocido gracias a las obras de Picasso y Dalí, entre otros, que se  pueden ver en los museos como el MOMA y el Metropolitan; la música española también se escucha bastante por aquí y la comida de nuestro país también les gusta mucho y se puede encontrar fácilmente en tiendas y restaurantes de Nueva York.

Creo que lo que les resulta a veces bastante chocante es nuestra forma de ser que por lo general es más directa o menos “polite”.

Autora
Helena García es profesora de E/LE en el Instituto Cervantes y en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York (Estados Unidos).

11 julio 2011

Bárbara Álvarez: "Los marroquíes son mucho más deshinibidos y teatreros que aprendientes de otras nacionalidades y se sienten a gusto trabajando de manera cooperativa".

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (III) 

Hace dos años que llegué a esta ciudad y, tras superar un corto periodo de adaptación, estoy encantada. Marruecos es un país de contrastes que, con sus medinas medievales, sus espacios naturales y sus gentes, merece mucho la pena descubrir.

En Marruecos hay bastante demanda de español. Es el país con el mayor número de Institutos Cervantes del mundo. En Casablanca el centro ofrece, además de cursos de español de todos los niveles y cursos especiales de conversación, perfeccionamiento, tertulia, etc; clases de bailes hispanos y actividades culturales.

Yo tengo la suerte de impartir clase en todos los niveles. Casi siempre trabajo con estudiantes adultos, con edades comprendidas entre los 18 y los 60 años; y con adolescentes, entre 12 y 15. Por lo general, son marroquíes de clase media alta. Casi todos hablan, además de árabe, francés lo cual les ayuda en el aprendizaje del español. De hecho, debido a su pasado en el que fueron colonizados por diversas culturas, tienen una gran facilidad para aprender lenguas.

Las motivaciones de los aprendientes son varias. Por un lado los hay que quieren hablar español para poder comunicarse mejor cuando van de vacaciones a la Costa del Sol, Barcelona, Valencia, Madrid; o para visitar a familiares que trabajan en España. Por otro lado están los que se deciden a aprender español por razones profesionales, bien para mejorar su currículo o bien porque tienen relaciones con empresas españolas. Algunos lo hacen porque tienen a sus hijos estudiando en el colegio español y así poder ayudarles con los deberes; y, por último, los hay que simplemente lo hacen por el placer de descubrir y aprender una nueva lengua y cultura (o por comprender lo que canta Julio Iglesias). En definitiva las razones de mayor peso son la cercanía de ambos países y de sus relaciones a nivel profesional.

En cuanto a la metodología, el estudiante marroquí es perfecto para poder llevar a cabo un método comunicativo. Al menos  en mi caso, he comprobado que son mucho más desinhibidos y teatreros que aprendientes de otras nacionalidades y que se sienten a gusto trabajando de manera cooperativa.

Las dificultades que se observan en los estudiantes marroquíes a la hora de aprender español están relacionadas con la ortografía y con la interferencia del francés. Como siempre el conocimiento previo de una lengua cercana a la que se aprende tiene aspectos positivos (sobre todo) y negativos.

Los aspectos de la cultura española que más atraen a los marroquíes son el turismo, la gastronomía, la música, el estilo de vida, etc. Algo que les sorprende muchísimo es que los españoles, por lo general,  no hablen otras lenguas extranjeras, así que ya sabéis, ¡a ponerse las pilas!


Autora
Bárbara Álvarez de cienfuegos es profesora de E/LE en el Instituto Cervantes de Casablanca (Marruecos)

07 julio 2011

Mª Luisa Cruz: "Todos los estudiantes egipcios me dicen que quieren aprender español porque es un idioma muy fácil".

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (II)

Me llamo María Luisa Cruz Vargas y soy profesora de ELE en el Instituto Cervantes de El Cairo, Egipto, aunque también he tenido la oportunidad de impartir clase en la Universidad de Ain Shams. Durante mi experiencia como docente en este país he tenido la oportunidad de dar clase a grupos de estudiantes muy variados: desde niños a adultos, pasando por estudiantes universitarios. Los cursos para niños son cursos especiales y tienen lugar en el IC. Suelen tener más demanda en verano. Los cursos para universitarios en la Universidad de Ain Shams están enfocados a la práctica oral, ya que los alumnos echan en falta dialogar en clase, pues durante la licenciatura, sus profesores se centran principalmente en la gramática y en la traducción. Los cursos de adultos en el IC van destinados a estudiantes de todas las edades y con puestos de trabajo muy diferentes.

Los estudiantes egipcios tienen como principal objetivo aprender una segunda lengua para obtener un trabajo mejor o conseguir un ascenso, pero pocos piensan en la posibilidad de irse a vivir a España o de trabajar allí. Con lo de “conseguir un trabajo mejor” me refiero a que tendrían la oportunidad de trabajar en una compañía española en El Cairo, donde obtendrían un sueldo más alto.

En cuanto a la forma de aprender de los egipcios, ésta es muy particular. Normalmente son muy dependientes del profesor. No saben desenvolverse por sí mismos a la hora de buscar material para reforzar los contenidos con los que tienen más dificultad. Me hace mucha gracia cuando me preguntan: “¿Cómo puedo mejorar mi español?”. Es poco común que vayan a la biblioteca a mirar libros por su cuenta o que investiguen sin recurrir al profesor en todo momento. Yo intento fomentar la autonomía entre el alumnado, ya que para mí es muy importante que sean independientes en ese sentido. Sin embargo, lo que sí emplean mucho es el chat con gente de España y de América Latina. 

Cuando pienso en las dificultades de mis alumnos al aprender, me resulta muy curioso que todos los estudiantes egipcios me dicen que quieren aprender español porque es un idioma muy fácil. Sin embargo, tienen muchísimas dificultades, sobre todo, a la hora de redactar y de ordenar ideas. Al dar clase, he observado que tienen dificultad con la pronunciación de las vocales (ya que en árabe sólo hay 3). No distinguen la diferencia entre la “e” y la “i”, así como entre la “o” y la “u”. También confunden la “p” con la “b” y viceversa, ya que en su lengua, la “p” no existe. Suelen liarse un poco con la diferencia entre “ser” y “estar”. Les resulta complicado emplear correctamente el pretérito indefinido y el pretérito imperfecto. El subjuntivo es una ardua tarea para ellos.

En cuanto a los aspectos culturales que más les llama la atención, he observado que se sienten atraídos por la historia de Andalucía, por eso de proceder de sus antepasados y por la gastronomía. También les llama la atención hacer amistad con los españoles porque dicen que nos parecemos mucho a ellos por el carácter alegre y sociable. También dicen que los españoles (los europeos en general) somos muy trabajadores y profesionales y eso les encanta.


Autora
María Luisa Cruz Vargas es profesora de E/LE en el Instituto Cervantes de El Cairo (Egipto)

03 julio 2011

Leonor Quintana: “Los estudiantes griegos confían demasiado en el profesor”.

Serie | Profesores de ELE/2L por el mundo (I)

Llevo una vida enseñando español en Atenas; treinta años son bastantes años…

Cuando llegué aquí en 1981 eran muy pocos los que aprendían nuestro idioma. Había solo dos academias privadas y se impartían clases también en un edificio que entonces pertenecía a la Embajada de España, pero nunca he trabajado allí.

Muy consciente de la responsabilidad que implica, empecé dando clases particulares. Al principio pasaba muchas horas preparando las clases y me sorprendía la indiferencia que había en mi entorno por esta actividad, como si enseñar el idioma de uno fuese algo para lo que cualquier hablante nativo está capacitado y no requisiera una formación específica.

Posteriormente trabajé varios años en academias hasta que, por motivos personales, volví a dar clases particulares en mi casa. No soy nada competitiva y valoro la paz de espíritu por encima de todo!!!

Poco a poco se fueron multiplicando las academias y los alumnos de español LE y hubo un verdadero boom en los años 90 con la creación del Instituto Cervantes y los diplomas DELE.

Los estudiantes no pertenecían ya a una élite intelectual y te encontrabas todo tipo de profesiones en clase -desde peluqueras hasta policías o periodistas deportivos-, aunque el grueso del alumnado siempre ha sido -y sigue siendo- el joven universitario que ya domina más o menos otros dos idiomas extranjeros.

Los griegos son, en general, personas muy abiertas -aunque grandes amantes de sus tradiciones-  y una de las cualidades que los caracterizan es su gran curiosidad intelectual. También es cierto que se cansan con tanta facilidad como se entusiasman por nuevos desafíos y la gran mayoría se contenta con llegar a un nivel B1 o B2…

Si he de mencionar un defecto, diría que -influídos por su sistema de enseñanza- confían demasiado en el profesor, cuando la capacidad de estos últimos es mucho menos determinante -en mi opinión- que la disposición que tenga el estudiante y el esfuerzo que esté dispuesto a realizar.

La sintaxis latina es copia de la griega y los estudiantes no tienen grandes dificultades para comprenderla, ni tampoco tiene mayor problema para pronunciar correctamente los sonidos de nuestro idioma. A pesar de lo que se diga, he comprobado que la oposición ser-estar es para ellos algo más difícil de dominar que el subjuntivo, porque este existe en griego y su uso no es tan diferente del nuestro (lo que ha desaparecido en griego moderno es el infinitivo).

Para bien o para mal, tenemos muchísimas afinidades y muchas de las actividades de los manuales que hacen hincapié en aspectos socioculturales de la vida en España  -como la importancia de la familia, los horarios de comidas o la tendencia a socializar al aire libre- son casi ridículas, pues podrían muy bien refererise a su propia realidad.

Con todo, no faltan los tópicos y se siguen extrañando de que servidora no sepa bailar flamenco o no haya asistido jamás a una corrida de toros… Suelen encantarles los culebrones sudamericanos y -creedme- son muchos los que han empezado a estudiar español porque seguían con mucho interés alguna de esas series o estaban platónicamente enamorados de algún cantante latino.

Grecia sufre hoy una injusta crisis económica muy grave que va a tener consecuencias a todos los niveles. Hasta hace poco, ellos mismos decían que cada cual en este país es lo que declara ser… Eso va a cambiar y podrán sobrevivir como profesores de ELE solamente los que amen realmente esta profesión!!!

Autora
LEONOR QUINTANA es profesora de E/LE en Atenas (Grecia).
Miembro de ASPE | Colaboradora de Todoele y El tinglado
Su blog | Síguela en Twitter