30 septiembre 2010

La clase habla

He estado observando mi clase de nivel A1 (principiantes absolutos) durante las dos primeras semanas de su curso y anotando algunas de las necesidades que tenían para comunicarse en clase con el profesor y con los compañeros.

Por ejemplo, si tenían calor y querían que alguien abriera la ventana no sabían como comunicarlo (si exceptuamos, evidentemente, la mímica, la lengua materna o una lengua franca) o si el profesor, tras una explicación, comenzaba a borrar la pizarra, no podían pedirle que parara porque no habían terminado de copiar. O, por ejemplo, si tenían que ir a la secretaría o a otra clase y debían llamar a la puerta y pedir permiso para entrar... o si, a la hora de corregir un ejercicio, se habían despistado y no sabían si era su turno de intervención.

Así pues, decidí ayudarles en ese proceso haciendo que fueran los espacios que compartimos en clase y en la escuela donde se encontraban con la necesidad comunicativa (la puerta, la ventana, la pizarra, la silla o la mesa, el mismo profesor...) los que le aportansen la misma información. Es decir, que hallaran la solución donde antes encontraban el problema o, hablando en términos capitalistas, que en el lugar donde demandaran se toparan con mi oferta.

Para ello, elaboré este simplísimo documento que comparto con vosotros, con varios bocadillos que pasé a recortar y pegar en el lugar adecuado: ¿Me toca a mí? lo pegué delante de una alumna que normalmente se distraía cuando hacíamos una ronda; Un momento. No borres, por favor, naturalmente, lo puse en la pizarra, juntoa los rotuladores y al borrador; ¿Se puede? en la puerta, ¿Qué hora es? en el reloj... y así sucesivamente.

El resultado fue óptimo ya que se atajan esos momentos de cortocircuito comunicativo de modo simple y en escasos días ya no es necesario el cartelito. Es una suerte de aprendizaje situacional, contextualizado y a caballo entre lo formal y lo informal que me ha funcionado bien. ¡Espero que os sirva!

24 septiembre 2010

Compartir el conocimiento

No sé si os pasa a vosotros, pero cuando ocurre algo (una lectura, una experiencia... lo que sea) que te motiva a reflexionar y publicar una entrada, suelen sucederse otras situaciones que ayudan a afianzar el interés del tema sobre el que quieres escribir. Es como cuando lees por primera vez una palabra cuyo significado desconocías e inmediatamente después la empiezas a escuchar en todas partes. Algo así me ha pasado ahora...

Hace unos días, vía Twitter, accedía a este interesantísimo post en el blog de David Álvarez que hacía referencia a un vídeo publicado por la gente de Free Technology for Teachers y a una reflexión de Richard Byrne sobre los PLE. Cerraba David el post con la misma conclusión de Byrne:
Cuando tienes que explicar a un compañero o compañera por qué estas en Twitter, o por qué usas Edmodo en el aula, no tienes más que recordar las preguntas que cierran este vídeo, que según los autores del mismo son las cuestiones que hay tras la mentalidad de quien inicia un PLE: ¿cómo me hacen mis experiencias de vida y mis relaciones un mejor docente? Preguntas que Byrne responde de la siguiente forma: Tengo un PLE porque necesito otros profesores con quien compartir ideas y de quienes obtener comentarios sobre las mismas, profesores que me ayuden a encontrar recursos para la enseñanza.
La cuestión es que, sólo tres días más tarde, vi por las calles de Málaga el póster que acompaña a esta entrada sobre el I Congreso de Mentes Brillantes. Me llamó la atención, primero, por estar todo escrito en inglés; segundo, porque creí conocer la frase que servía de eslógan: Europe is not a place, but an idea; tercero, porque al acercarse identifiqué algunos de los nombres de los ponentes: Bernard-Henri Lévy (alumno de Althusser y Derrida, entre otros, y fundador de la corriente de nuevos filósofos franceses); Eduard Punset, cuyo programa -Redes- tantos seguimos; José Antonio Marina, filósofo, pedagogo, periodista y unas de las referencias intelectuales de este país; Michio Kaku, físico teórico, probablemente el pensador del futuro más importante de la actualidad... y tantos otros que, por desgracia, no conozco. Me alegré enormemente de que Málaga vaya a acoger dicho congreso, probablemente como una actividad más, una actividad realmente potente, para reforzar la candidatura a Ciudad Europea de la Cultura 2016.

¿Y en qué momento convergen estas dos historias: la reflexión sobre el PLE y el congreso de mentes brillantes? Pues justo en el instante en que accedía esta información: el precio de la matrícula para el congreso es de 1250 euros ("sólo" 500 euros si vas un día).
Estamos en la era de la información y del conocimiento: más información, más conocimiento, más velocidad de transmisión, más capacidad de difusión, grandes posibilidades de intercambio de ideas, experiencias, reflexiones... la época del periodismo ciudadano, de las redes sociales, del blogging y microblogging, del conectivismo, del aprendizaje caótico y permanente... en definitiva, de los entornos personales de aprendizaje.

Y nos damos de bruces con este congreso de mentes brillantes, en el que seguramente hablarán, y mucho, de estos temas y que tiene sus perfiles en Facebook y en LinkedIn y su canal en YouTube y que, próximamente, podremos seguirlo vía Twitter y ver las fotos en Flickr, según anuncian en su web. Patrocinado por empresas como IBM, Google, Renfe o Iberdrola y por organismos públicos como el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía, le ponen como precio de inscripción una cantidad que supera el salario de más de la mitad de los españoles que tienen la suerte de tener un puesto de trabajo. Ni una beca...

"El mundo está falto de ideas -afirman en la presentación-. Nuestra mente se encuentra a diario en situaciones que hacen que nos olvidemos de nuestra gran capacidad de ser creativos (...) 3 días. 25 líderes de opinión. 21 minutos para exponer los pensamientos vanguardistas de nuestro tiempo. Científicos, pensadores, premios Nobel que inspirarán a los asistentes atreviéndose a imaginar, arriesgándose a ser creativos". "Ideas para cambiar el mundo" es su gran propuesta... pero a ese precio me parece que poco están aportando para que ese cambio llegue a todos nosotros, los que nos olvidamos de nuestra gran capacidad de ser creativos y a los que se nos quiere animar a que nos arriesguemos a desarrollar esa potencialidad.

¡Cuánto me gustaría asistir! ¡Qué interesante debe de ser escuchar a esas personas, todas ellas líderes en sus campos (Biología, Comunicación, Religión, Sociología...)! ¡Qué frustrado y rabioso me siento! Pero, sobre todo, cuánto me reafirmo en la importancia de mi entorno personal de aprendizaje, en su permanente ampliación y enriquecimiento, en nuestro potencial como de generar y construir conocimiento de modo cooperativo.

Perdonad por la excesiva extensión.

21 septiembre 2010

El aprendizaje y la enseñanza de la gramática en el aula de ELE

Esta breve entrada es sólo para transmitir una noticia que nos ha llegado a los Centros Acreditados por el Instituto Cervantes con motivo de la prsentación de una antología didáctica en el Centro Virtual Cervantes: El aprendizaje y la enseñanza de la gramática en el aula de ELE, que se presenta del siguiente modo:
Esta nueva antología de textos de didáctica del español, recopilada por Mario Gómez del Estal Villariño, está concebida como una introducción al aparato técnico que el profesor de español debe tener en cuenta a la hora de reflexionar sobre la lengua en el aula. Por ello, recoge el consenso actual de las investigaciones en adquisición de lenguas y sus repercusiones metodológicas en el aula por lo que respecta al aprendizaje y enseñanza de la gramática. Además se presentan varias contribuciones que ofrecen criterios para elegir la instrucción gramatical adecuada.
Los artículos seleccionados son los siguientes:

20 septiembre 2010

Fotobabble, fotos que hablan

Como anticipaba en mi último post sobre Shuttercal (herramienta que me está enganchando, he de reconocer) esta es la segunda entrada que dedico a una herramienta que se basa en la fotografía. En esta ocasión traigo Fotobabble. Es una herramienta que, como bien dice su eslogan -Talking Photos- sirve para crear fotos que hablan.

El funcionamiento es, como en el caso de Shuttercal, muy sencillo. Basta con seguir paso a paso las instrucciones que, de modo esquemático, son las siguientes:
  1. Registrarse (gratis).
  2. Subir una foto desde nuestro ordenador (o tomarla de Facebook, accediendo a nuestro perfil desde el propio Fotobabble, o acceder a una foto que está en la red, copiando la URL).
  3. Grabar nuestra voz (con un sólo clic en Record para empezar, otro clic en Stop para parar y el Play para probar el resultado).
  4. Editar las etiquetas y guardarlo para compartirlo.


La aplicación de Fotobabble para el iPhone es igualmente sencilla de utilizar y sólo hay que seguir los mismos pasos que hemos expuesto.


Por qué me interesa
Creo que es una herramienta que nos permite conservar una actividad muy frecuente de clase, como es la relación entre el discurso oral y el apoyo visual. Se me ocurren algunas aplicaciones, a saber:

a) Los alumnos podrían hacer una presentación de su ciudad, de su casa, de su familia o de lo que sea, combinando la fotografía con el audio. Esto ya lo hacemos en clase pero ahora tenemos la posibilidad de guardar estas presentaciones para reutilizarlas en clase con otros alumnos a fin de corregir errores o de realizar algún trabajo de comprensión auditiva, engordando nuestra base de recursos.

b) Si utilizamos un blog o la red social Facebook como diario de clase o si estamos llevando a cabo un curso online, considero que es una forma muy interesante de presentarse ante el resto de compañeros. O bien como una forma original de plantear una tarea a la clase.

c) Si hablamos de textos breves (escaneados, fotografiados), podemos utilizar esta herramienta como sustituto del screencast para que los alumnos conserven las correcciones.

d) Seleccionamos varios mapas meteorológicos y pedimos a los alumnos que graben la predicción. Como apuntaba más arriba, lo podemos reutilizar en otro momento para presentar esta función o este léxico.

Confío en las posibilidades de esta herramienta y seguramente que a cada profesor se le ocurrirá una forma de llevarla al aula y tal vez se animen a compartirla.

16 septiembre 2010

Shuttercal, una foto al día


En este post y en el siguiente voy a comentar un par de herramientas que he encontrado y que se pueden llevar al aula y que ambas se basan en la imagen, en la fotografía. Comenzaré por Shutercal, que es una herramienta que propone publicar una fotografía al día, al estilo del Proyecto 365 de Flickr.

La diferencia fundamental está en que Shuttercal aporta el marco de un calendario real y es en la casilla de cada día donde se verán la foto que subamos día a día. La herramienta invita así a "documentar la vida" y a "mejorar la técnica fotográfica".

Como se suele demandar de estas herramientas es de fácil uso. Sólo hay que hacer clic sobre el día y se abre una ventana con dos partes: la primera para buscar y cargar la foto, la segunda para escribir un comentario. Asi de simple.

¿Por qué me interesa? 
Me parece una forma muy clara y visual, por ejemplo, de presentar a los alumnos determinados acontecimientos (por medio de las imágenes y del texto que acompaña a cada una) y, a partir de ahí, hacer un trabajo con los tiempos del pasado de indicativo. ¿Qué ha hecho el profesor (suponiendo que es el calendario del profesor) esta semana? ¿Y la semana pasada? ¿O qué hacía mientras algún alumno estaba en algún lugar? O, poniendo el foco de atención en otros contenidos y funciones, en proponer hipótesis sobre esas imágenes que, en muchos casos, pueden ser un tanto simbólicas.

Creo que puede servir también como proyecto de clase: registrar el curso en imágenes. Cada día se encarga un alumno, por ejemplo, de resumir con una imagen y un breve texto, lo que ha sido el día en clase. O, yendo un poco más lejos, en organización y constancia, como proyecto de centro: cada semana es responsable una clase, un grupo, de dejar constancia de todo lo que pasa en la escuela, en el instituto.

Aplicación para iPhone
No descubro nada si digo que los smartphones también están aportando mucho a nuestra labor como docentes. Este tipo de herramientas, por norma general, suelen venir acompañadas de su aplicación para este tipo de terminales. En mi caso, combino la herramienta en Internet con la aplicación para el iPhone, que me aporta inmediatez, sobre todo.


Llevo sólo un par de semanas probando esta nueva herramienta y me parece bastante entretenida. Soy consciente, como apuntaba más arriba, del esfuerzo que hay que hacer de disciplinarse para que este tipo de proyectos, como los que proponía (y tengo en mente para mi escuela) lleguen a buen puerteo. Pero estoy convencido de que puede ser altamente motivador y de que puede aportar bastante al proceso de aprendizaje.

11 septiembre 2010

Colección eCuadernos de JRamónELE

A raíz de la entrada de hace unas semanas sobre las leyendas urbanas E/LE e inspirado por uno de los comentarios de Francisco Herrera en dicho post, me animé a invertir un poco de tiempo en la redacción de algunas de las leyendas urbanas que circulan en nuestro querido mundo E/LE. Me encontré con dos tipos fundamentalmente: las que hacían referencia a cuestiones lingüísticas (gramaticales, en esencia) y las que aludían a temas culturales.

Con todo ese material -y a pesar de la escasez de tiempo- he pensado inaugurar una sección nueva en este blog: los eCuadernos de JRamónELE donde iré publicando los textos que, por extensión y profundidad, se alejen de lo que son las propias entradas del blog. Ya está el eCuaderno número 1: 10 leyendas urbanas del mundo E/LE (I): gramaticalmente incorrecto a vuestra disposición, que espero que os guste. El próximo eCuaderno reunirá las leyendas urbanas sobre cuestiones culturales.

Como siempre, esta nueva sección está abierta a todas vuestras aportaciones y sugerencias.

08 septiembre 2010

De autores a autores. Encuentro Nacional de Profesores y Editoriales de E/LE (5ª edición)

Como todos los años, el primer fin de semana de octubre se celebra en Málaga Sí el Encuentro Nacional de Profesores y Editoriales de E/LE. En esta ocasión llega a su quinta edición y, bajo el título De autores a autores y con la presencia de autores tan reconocidos como, entre otros, Concha Moreno, Agustín Garmendia u Óscar Cerrolaza, con cuyos manuales probablemente hemos trabajado en alguna ocasión en nuestras clases, queremos reflexionar y profundizar en el proceso de creación de actividades, en el diseño de secuencias didácticas y tareas.

Para alcanzar dichos objetivos nos reuniremos en Málaga Sí los días 1 y 2 de octubre. Todo comenzará con una mesa redonda y seguirá con siete talleres prácticos sobre diseño de tareas, elaboración de sílabus, atención a los ámbitos, presencia de la gramática en los manuales, integración de las destrezas, análisis del componente sociocultural y tipología de actividades.

Colaboran en el desarrollo de este encuentro las editoriales Anaya-ELE, Difusión, Edelsa, Edinumen, EnClave-ELE y SGEL.

Para cualquier información, el coordinador del encuentro es José Ramón Rodríguez, con quien se puede contactar en formacion@malaga-si.es o en el teléfono 0034 952 294 700.

El programa completo en este enlace: http://www.malaga-si.es/esp/5ENPE.pdf

06 septiembre 2010

Lo que más me cuesta enseñar en clase

A partir de mi anterior entrada sobre leyendas urbanas del mundo E/LE surgió el tema, en nuestra sala de profesores, de cómo se explican algunas cosas y de ahí llegamos a una especie de confesión pública de lo que menos nos gusta enseñar en clase. Y pensé que sería un tema interesante para que otros profesores comentaran y poder incluirlo en un documento más amplio, tipo e-book con licencia Creative Commons, sobre leyendas urbanas que surigió Francisco Herrera sobre el tema.

Comienzo yo con mi confesión. Lo que más me cuesta explicar en clase es el significado de garbanzo. Lo he intentado dibujándolo en la pizarra (algo totalmente infructuoso porque dibujar un garbanzo es como dibujar un guisante, una pelota de tenis o una canica)... ¡y eso que le dibujaba un par de líneas para indicar las arrugas propias! Después traté de describirlo pero no encontraba el nombre del color que tiene. Más tarde, traté de presentar los garbanzos en contexto, es decir, en diversos platos, tanto nacionales -callos, cocido...- como internacionales -humus-, pero nada. Incluso proyectando una imagen descargada de Internet o imprimiendo una foto, hay alumnos que no lo han visto antes. Aprendí que en algunos idiomas, como el alemán o el sueco, garbanzo se traduce como 'garbanzo de la risa' y con esas nacionalidades lo aprovecho. Para el resto, suelo llevar unos cuantos en el bolsillo.

Y a vosotros, ¿qué es lo que menos os gusta o lo que más o cuesta explicar?