25 febrero 2010

Archivo Gramatical de la Lengua Española en línea

Acabo de recibir la newsletter mensual del Centro Virtual Cervantes correspondiente al mes de febrero en la que informan de la publicación de la edición digital del Archivo Gramatical de la Lengua Española (AGLE) de Salvador Fernández Ramírez. Tanto en el cuerpo de la newsletter como en la página principal del AGLE se presenta de este modo:
El Archivo Gramatical de la Lengua Española es el resultado del proceso de documentación, digitalización y revisión científica de la amplia colección de fichas manuscritas en las que el gramático Salvador Fernández Ramírez dejó recogida su ingente labor de análisis y catalogación de los rasgos característicos de la gramática española.
El AGLE constituye una aportación de extraordinario interés no solo para los especialistas en lengua española, sino para todas aquellas personas que necesiten disponer de una herramienta de consulta ampliamente documentada de la gramática del español. 

En el prólogo a la primera edición, Ignacio Bosque y Maite Rivero destacan, tras hacer un recorrido por la historia del archivo, tanto la labor del gramático como el esfuerzo de digitalización de su obra:
El Archivo Gramatical de la Lengua Española de Salvador Fernández Ramírez es el resultado del esfuerzo ímprobo, realizado durante más de medio siglo, de quien ha sido considerado con entera justicia como el mejor gramático de la lengua española que ha dado España desde Antonio de Nebrija. El talento gramatical que revela su Gramática Española ha sido ya unánimemente destacado. La paciencia, el tesón y el esfuerzo que demuestra este Archivo saldrán ahora a la luz. Sus miles de fichas manuscritas, comentadas y almacenadas en numerosas cajas de cartón, son el producto de la constancia, de la sabiduría y de la enorme capacidad de trabajo de Fernández Ramírez, pero también son el producto de una época. Una obra como ésta, realizada por un hombre solo, con escasísimos medios materiales, confeccionada sin bases de datos, sin procesadores de texto, y sin ninguna otra de las facilidades que proporciona la tecnología actual, representa, a pesar de todo, una empresa única. Ningún otro gramático del español, con estos medios o sin ellos, ha conseguido reunir una colección tan articulada de materiales gramaticales.

El prólogo a la edición actual la hace el profesor de la Universidad de Alcalá Manuel Leonetti, quien hace referencia a un trabajo complementario que facilitará el uso del AGLE:
Con el fin de que el usuario pueda manejar con provecho los materiales del archivo, Silvia Gumiel ha redactado un «manual» para el uso del AGLE; este manual ofrece información detallada no solo sobre la historia del archivo y sobre su autor, sino también sobre su organización interna, sobre el tipo de búsquedas que su nuevo formato permite, y, en definitiva, sobre cómo aprovechar al máximo esta herramienta para la investigación. Esperamos que resulte útil a todos los que se quieran consultar el archivo.
Considero que siempre es una buena noticia saber que se dispone de obras de consulta de calidad digitalizadas y abiertas al uso de todos. Estamos, pues, de enhorabuena.

--
La imagen es la que acompaña tanto a la newsletter como a la noticia en la portada del CVC y a la presentación del AGLE.

22 febrero 2010

Autodisciplina, léxico y usuarios independentes

A los alumnos que me hayan tenido como profesor en el paso de los niveles A (usuarios básicos) a los niveles B (o usuarios indepedientes) esto les sonará pero como habrá pocos alumnos que lean este blog, aprovecho y lo comparto con la comunidad docente en red.

En mi experiencia me he dado cuenta de que hay un cambio sustancial entre los niveles A1 y A2 y a partir del nivel B1 en relación al trabajo con el léxico que debemos hacer ver a los estudiantes. Trataré de explicarme:

En los inventarios de los Niveles de referencia para el español del Instituto Cervantes se presenta de modo gradual el componente léxico en los diferentes niveles. Por ejemplo, en el apartado 4.1 (Relaciones familiares) de la sección Nociones específicas de nivel A1 se contemplan términos como padre, madre o hijo, mientras que papá, mamá, hijo único o ex marido se ubican en el nivel A2, madre soltera, novio o matrimonio "son de" B1 y cuñado, yerno, suegro, nuera y bisabuelo corresponde, siempre según dicho documento, al nivel B2.

Dejando a un lado, por supuesto, las discusiones acerca de la ideoneidad del reparto de términos en niveles, de los criterios de dicha selección y clasificación, de las cuestiones de necesidad, rentabilidad, utilidad y uso... es innegable que desde el punto de vista de los manuales que usamos en clase, hay una diferencia importante en su presentación: en los niveles A1 y A2 los alumnos se acostumbran a acercarse a campos léxicos, haciendo conexiones entre los términos de un determinado tema (la familia, los medios de transporte, la comida, la ropa...), algo que suele desaparecer en los siguientes niveles o, dicho de otro modo, no se retoman dichos temas para ampliar el campo léxico sino que será el alumno (desde una autodisciplina) quien deberá conectar las palabras nuevas que va aprendiendo (a partir del nivel B1) con los temas generales que ya conoce (los de los niveles A1 y A2).

Para los autores de materiales y para los profesores es más sencillo elaborar una secuencia didáctica bajo el paraguas temático de la familia, por ejemplo, para nivel A1 o A2 y mucho más complejo hacer una secuencia didáctica sobre el mimo tema sin que resulte repetitivo o aburrido para el alumno de nivel B1 o B2. En estos casos, se trata de ampliar el léxico de ese tema contextualizando las palabras nuevas dentro de otros temas o situaciones (en la sinopsis de una película, en una noticia de prensa, etc.)

Nuestra labor, creo modestamente, es hacer ver al alumno que debe ser disciplinado a la hora de realizar el trabajo de ordenar y clasificar las palabras en los campos léxicos que le son familiares para que su aprendizaje sea más efectivo. Ocuparnos de cuestiones de estrategias de aprendizaje se me antoja imprescindible de cara a prestar un mejor servicio de acompañamiento al proceso de nuestros alumnos.

13 febrero 2010

Este es mi PLE

Maribel González me sugirió, vía Twitter, que me sumara a la invitación que estaba haciendo David Álvarez a compartir nuestros PLE (Personal Learning Enviroment o Entornos Personales de Aprendizaje). Aquí va el mío:

Este blog en Blogger sirve un poco de catalizador de mi actividad. Nació en enero de 2007 y ha pasado por diferentes fases hasta llegar a ser lo que es hoy, una especie de portafolio donde comparto mis reflexiones, actividades, propuestas...

Probablemente, el potencial del blog hizo que abriera cuentas en YouTube (aunque realmente ahora está bastante parada ya que gestiono más la cuenta de mi centro) y en Flickr donde, del mismo modo, administro mi galería personal y la de la escuela. Para mí es difícil diferenciar, en algunos casos, la actividad profesional personal con la actividad profesional del centro. Por este motivo también administro algunos blogs tanto en Blogger como en Wordpress.

Después llegó Facebook y su (mi) actividad febril tanto a título personal como en el análisis del potencial para su aplicación al proceso de enseñanza y aprendizaje (podéis ver el grupo Comidas de Navidad o Secuencias y páginas).

El descubrimiento fundamental fue Twitter y la capacidad de estar en contacto con los procesos reflexivos y formativos de los colegas, sus ideas, sus propuestas de clase, el intercambio de enlaces, materiales... todo pasado por el valiosísimo filtro de la confianza que dan esos personajes de dos caras folliwing-follower.

Otras herramientas de gran valor son Delicious, donde compartir los favoritos; Google Reader, desde donde estar al día de las publicaciones en los blogs que sigo; y Slideshare, donde publico y comparto las presentaciones de diapositivas que uso para clase o para formación de profesores.

Participo en las comunidades TodoELE e Internet en el aula (aunque he de reconocer que con poca constancia) y estoy suscrito a la lista de FORMESPA.


--
Más información sobre PLE: rastreo PLE en Google, rastreo EPA en Google, PLE en Nodos ELE, PLE en los blogs de Wordpress, Wikipedia, la entrada en el blog de David que da origen a todo esto y el post Diseña tu propio PLE en el blog de David (imprescindible).

11 febrero 2010

Alrededor de la pizarra

La pizarra es una herramienta de un valor incalculable y de un potencial enorme. Si somos capaces de pasar el nivel de usuarios básicos de una pizarra, nos daremos cuenta de todo lo que podemos hacer con y en ella.

Como usuarios de la pizarra que somos, los docentes debemos reflexionar sobre el uso que le damos y sobre las características que tiene la pizarra, del mismo modo que lo hacemos con los manuales de clase o con la tipología de actividades.

1. La pizarra tiene una orientación horizontal. De acuerdo, es una afirmación de perogrullo, pero no por ello debe ser desdechada. ¿Qué nos aporta semejante evidencia? La respuesta es otra evidencia: los cuadernos de los alumnos tienen una orientación vertical. Evidentemente, ni es una tragedia ni un obstáculo insalvable. Únicamente es una realidad que debemos tener en cuenta.

2. Lo que escribimos en la pizarra sabemos cuándo empieza pero no cuándo va a terminar. Muchas veces olvidamos que el alumno tiene una relación de ansiedad para con la pizarra: lo quiere copiar todo, copia antes que escucha, considera que el secreto de todo está en lo que hay en la pizarra, borrar sin su consentimiento es una afrenta... pero para nosotros muchas veces no es más que un apoyo, es un recurso más (muchas veces no es el más importante) y sabemos cuándo empezamos a escribir pero no cuándo vamos a terminar un bloque. Pensar en ello y hacer partícipe al alumno de cómo vamos a usar la pizarra es esencial para mejorar la relación entre los actores de la actividad de la clase.


3. Existen los rotuladores (y las tizas) de colores. Sí, vale, no descubro nada, pero en muchas ocasiones no se aprovecha ese recurso básico del color. Los rotuladores (o las tizas) de colores no sirven para decorar sino que aportan la posibilidad de hacer relaciones e identificaciones y de crear un código compartido que facilite el proceso. Por ejemplo, suelo escribir en la pizarra El coche que está aquí es de Ramón e, inmediatamente, escribo Este coche es de Ramón. El color rojo asocia significados y aporta contenido a la forma gramatical. Pido a los alumnos, igualmente, el uso de ese código de colores que les ayude a estudiar.

4. Observación y mejora. ¿Tan difícil es coger distancia y observar la pizarra que los alumnos están copiando y ver si está ordenada, es clara, la letra es lo suficientemente grande o los códigos y símbolos son comprensibles? Para muestra, un botón: durante uno de los momentos que aproveché para observar la pizarra mientras mis alumnos copiaba, me di cuenta de que un chico había escrito decante/detrás. Antes de corregirle, eché un ojo a mi pizarra y, efectivamente, la L de delante se parecía demasiado a una C. Observar, reconocer, cambiar, mejorar.

--
Créditos de la imagen | yoz

08 febrero 2010

Manual de modismos de Miguel Ángel García Guerra

Ya sabéis que en algunas ocasiones he tenido la oportunidad de colaborar con Miguel Ángel García, profesor de E/LE en Escuela Internacional de Alcalá de Henares (Madrid) y soy asiduo lector de su blog. Leyendo su bitácora, leo con gusto que ha hecho el prelanzamiento de un manual de modismos y frases hechas, con licencia Creative Commons en fichas preparadas para su proyección o impresión.

Desde el punto de vista técnico y sobre el proceso de creación leemos en el blog:
Lo primero que probé fue Bitstrips, que me gustó pero no me convenció porque no tenía soporte para caracteres latinos y el resultado final era demasiado barroco y eso no iba mucho conmigo. Posteriormente, usé Stripgenerator que me encantó, limpieza de líneas y claridad de textos con soporte para caracteres españoles.
Desde hace ya unos meses viene publicando periódicamente los comics que ha diseñado para presentar dichos modismos en clase y siguen disponibles en su blog aunque a la hora de preparar el libro, se ha encontrado con alguna dificultad:
Sin embargo cuando he querido agruparlos en un libro no han querido darme la licencia para usar sus gráficos. Como es un proyecto que me hace mucha ilusión y lo creo muy útil tanto para la comunidad educativa de español como lengua extranjera como para mis propias clases me he lanzado a hacerlo por completo desde cero con mis propios dibujos y tras unos días haciendo pruebas con la tableta digitalizadora han salido unos dibujos que pueden servir al proyecto.
 Os recomiendo que visitéis el blog y le echéis un ojo al proyecto. Merece la pena.

05 febrero 2010

Con el iPhone en clase. Probando, probando

Que los smartphones están cambiando nuestras vidas no lo discute nadie. Que lo van a seguir haciendo, seguramente tampoco. Yo me he decantado, finalmente, por el iPhone 3GS de Apple y, evidentemente, me lo he llevado a clase. Yo llevo ni una semana con él y estoy en esa fase de enamoramiento que, supongo, todos los que tienen un iPhone han sufrido al principio: buscar aplicaciones, probar conexiones, ordenar los iconos... en fin, esas cosas.

Fue mi colega Miguel quien me propuso que publicara mis primeras impresiones sobre el aparato en cuestión y, siguiendo el espíritu de este blog, me dispongo a satisfacer su curiosidad compartiendo lo que ha aportado a mis clases a mi labor estos días: 

Todo al alcance de sus dedos. Así reza en el folleto de instrucciones que acompaña al iPhone en la caja (de cuidadísima estética minimalista, como siempre en los amigos californianos). Esa es la sensación general que he tenido en las aulas donde no disponía de ordenador con Internet.

De las aplicaciones (todas gratis) que he probado, me han parecido interesantes estas:
  1. iRae. Buscador de términos en el diccionario de la Real Academia Española. Hoy lo he usado en clase, por ejemplo, para que vieran cómo especifican los diccionarios qué es un verbo transitivo y qué es un verbo intransitivo.
  2. Wordpress y BlogPress permiten administrar tus blogs desde el iPhone. Pienso, por ejemplo, en la posibilidad de publicar, en tiempo real, algunos apuntes de clase en el blog del grupo o llevar, desde el aula, el diario de grupo.
  3. iDroid es un navegador de Internet con pestañas, algo de lo que carece la aplicación de Safari. Nos ayuda a navegar como estamos acostumbrados. Hoy me ha pedido un alumno brasileño que le sugiriera algunos libros y he aprovechado para darle la referencia completa, que viera la portada y que conociera el precio de los libros que he elegido.
  4. Acrobat permite, entre otras cosas, convertir en PDF las fotografías que hacemos con la cámara del iPhone. Me ha dado la idea de fotografiar algunos trabajos de clase para poder corregirlos o para aportarlos al portfolio de los alumnos o al diario (digital) del grupo.
  5. De urgencia he acudido a la aplicación Mapas (que utiliza Google Maps) para revisar las instrucciones para indicar cómo llegar a un lugar utilizando el imperativo. No lo tenía planificado pero me ha permitido adaptar una actividad que suelo hacer en el aula multimedia con un alumno que tiene un curso privado.
Esto ha sido un primer acercamiento. Insisto, tengo el iPhone desde el martes por la tarde. Seguramente estoy pecando de inocente y de simple, aunque iré aportando las ideas que se me vayan ocurriendo y/o que ponga en práctica apoyándome en esta nueva herramienta y en las posibilidades que vayan abriendo. Ando ya tomando nota de qué hacer con algunas de las aplicaciones que vienen por defecto -notas, notas de voz, el tiempo, calendario...- y otras que están disponibles en la Apple Store.

01 febrero 2010

Facebook y E/LE

Los lectores habituales de este blog sabrán que uno de los aspectos que más me interesan y de los que más he escrito ha sido sobre el uso de las herramientas de la web 2.0 en el aula de E/LE, tanto de un modo general y 'teórico' como desde un punto de vista práctico, centrándome en herramientas y servicios específicos como Twitter, Delicious, Google Maps y muchos otros.

Soy activo usuario de Facebook desde que, hace casi tres años, una alumna norteamericana de Vermont me hizo esa pregunta que me sonó a chino y que a los pocos meses se había integrado plenamente como una de las preguntas de contacto cuando conocemos a una persona: ¿Tienes Facebook? Naturalmente, mi respuesta fue: ¿Eso qué es? Y la suya: Todo el mundo en Estados Unidos tiene Facebook.


Y casi desde ese momento vi en la red social creada por Mark Zuckerberg originalmente para los alumnos de Harvard, un enorme potencial para el aprendizaje formal e informal de segundas lenguas y, particularmente, de español. ¿Cómo y para qué se puede utilizar Facebook en el proceso de enseñanza-aprendizaje de E/LE? En mi reflexión, comparto tres aspectos:
  1. Participando en grupos en los que la lengua de comunicación es el español de cualquier tema que sea del interés de los alumnos: deporte, cine, literatura, música, televisión, personalidades públicas, cuestiones culturales relacionadas con España y América Latina, etc. Teniendo como base los planteamientos conectivistas, Facebook se convierte en una herramienta de gran utilidad a la hora de entrar en contacto con hispanohablantes con los que compartimos gustos similares y permite a los alumnos utilizar la lengua meta de un modo creativo y libre. Por ejemplo, el grupo Comidas de Navidad que creé el diciembre pasado.
  2. Me he dado cuenta últimamente de que cuando se llega a un número elevado de "amigos", el mejor estímulo para provocar la interacción es una imagen. La combinación de la opción de etiquetar fotografías con la posiblidad de dejar comentarios a la misma, sumado a la facilidad de que te avisa cada vez que alguien participa en la "conversación" abre posibilidades interesantes al docente de proponer actividades de interacción, por ejemplo, semanales, sobre un tema, utilizando un grupo creado ex profeso para tal fin, un grupo en el que se participa de antes o al que nos sumamos o el perfil de cualquiera de los componenetes del grupo-clase.
  3. El perfil del profesor o el que se puede crear para un grupo se puede convertir en eje (digital) y en el punto de encuentro del curso, ya que permite interactual, compartir imágenes, vídeos y links, ofrece la posibilidad tanto de hacer privado el perfil como de abrirlo a, por ejemplo, nuevos alumnos que se van incorporando como antiguos alumnos que quieren seguir participando (aprendiendo).
¿Habéis utilizado Facebook en clase? ¿Qué resultado os ha dado? ¿Qué dificultades habéis encontrado?