31 julio 2009

Mi caja de herramientas 2.0 | Taller impartido en el XLIV Congreso de AEPE

I. Introducción
Si las llaman herramientas será por algo... vamos, digo yo. A partir de esta profunda reflexión surge Mi caja de herramientas 2.0, el título que elegí para el taller que tuve oportunidad de impartir ayer -jueves 30 de julio- en el marco del XLIV Congreso de la Asociación Europea de Profesores de Español (AEPE), que se celebra esta semana en Estepona (Málaga).

Como sabéis, tengo por costumbre compartir los materiales y recursos que utilizo en los talleres de formación de profesores, ya que considero que, de ese modo:
  • No limitamos el aprendizaje a la hora u hora y media que dura el taller.
  • Abrimos un canal de comunicación con los participantes en el taller, que permite solucionar dudas, intercambiar experiencias, etc.
  • Ampliamos el número de profesores a los que puede llegar, de algún modo, lo ocurrido en el taller.
  • Aportamos información a esa especie de portfolio del profesor que es este blog.

II. Presentación de diapositivas

Publicada en mi perfil de Slideshare, inserto la presentación en este post tal y como prometí a los participantes en el taller. Los contenidos los dispuse en cuatro grandes bloques:
  1. El apellido 2.0 está hasta en la sopa. ¿Qué es la web 2.0?
  2. Empecemos por los principios. Criterios de uso de herramientas 2.0 en el aula de E/LE.
  3. Hablemos de profesores y alumnos: nativos digitales y competentes digitales.
  4. ¿Abrimos la caja de herramientas ya? Herramientas básicas para los profesores y herramientas para usar en el aula.

III. Herramientas
Las herramientas que presenté -y algunas otras- las agrupé bajo la misma etiqueta en mi Delicious, a fin de facilitar el acceso a dichas herramientas para que comience el baile de práctica-error-aprendizaje. Este es el enlace directo: http://delicious.com/jramonsi/herramientas2.0


IV. Reflexión y conclusiones

Considero esencial la reflexión y el ejercicio de extraer conclusiones de las clases y de los talleres impartidos, ya que son la base de futuras reflexiones y propuestas didácticas. De este taller, estas me parecen las más interesantes:
  • El tan traído y llevado, manido para muchos, anticuado para otros, concepto de web 2.0 no es tan conocido y utilizado como pensamos.
  • Muchos profesores siguen entendiendo Internet como fuente de materiales (que se consiguen de Google), medio de comunicación (vía correo electrónico) y fuente de información (leer el periódico).
  • No obstante, la web 2.0 es una realidad con la que están en contacto de modo inconsciente. Ejemplos: "Sí, yo he escuchado mucho hablar de Facebook". "La gente dice mucho ¿tienes Facebook? y ¿Estás en Facebook?, pero yo no sé qué es".
  • En estos momento, el objetivo prioritario debe ser dotar a los profesores de una competencia digital que les permita recortar la diferencia existente entre ellos y sus alumnos.
  • El proceso, al trabajar con una herramienta 2.0, debe ser qué es-para qué sirve-qué me aporta-qué dificultades plantea y, por último, cómo se usa. Muchas veces hemos empezado por el final, pensando erróneamente que es lo más práctico.
  • Diseñar talleres y cursos sobre nuevas tecnologías, sobre web 2.0 o sobre blogs de aula, entre otros temas, tienen una dificultad brutal de partida: el profesor que sabe un poquito está a una distancia abismal del que no sabe nada. A partir de ahí, las diferencias son graduales y hacen que la relación objetivos-contenidos se vayan al traste desde un principio.
  • Es fundamental dejar claro que no se propone la sustitución del profesor por un ordenador o por un robot, que no hablamos de e-learning, ni siquiera de b-learning, sino que hablamos de integrar, de aumentar y mejorar nuestras habilidades y competencias, nuestros procesos personales y profesionales y los de nuestros alumnos, como educadores del siglo XXI.
V. Los profesores
Finalmente, me gustaría comentar algo sobre el profesor que asiste a talleres que versan sobre esta temática. Yo los clasificaría dependiendo de su actitud vital para con Internet y las nuevas tecnologías:
  • El profesor que está acostumbrado a probar, equivocarse, volver a empezar, aprender del error anterior, descubrir lo que le sirve, reconocer lo que no vale, equivocarse, desesperarse, dejarlo un rato, empezar de nuevo, tomar notas, perfeccionar, llevar al aula, evaluar, etc. Suele estar dispuesto a compartir sus experiencias y está en una constante formación, autónoma y colaborativa.
  • El profesor que va de experto e innovador, que sabe mucho pero no está interesado por compartir, a nivel básico, sus conocimientos. Es una pena por el potencial que se queda reducido a pequeños círculos.
  • El profesor que se acerca escéptico a este mundo. Escéptico pero con la mente abierta a dejarse convencer porque ha descubierto esa brecha digital con sus alumnos. Es consciente de que atender a las necesidades e intereses de los estudiantes pasa, por una parte, en formarse para alcanzar una competencia digital que le permita bucear en la realidad de sus alumnos con la tranquilidad de no morir ahogado. El esfuerzo será su gran aliado.
  • El profesor que tiene en mente que esto de Internet es algo que quiere sustituir al docente, que no hace más que complicar inútilmente la actividad diaria o que es cosa de jóvenes y friquis. No obstante, asiste a estos talleres como activista contra la tecnologización de la enseñanza.

28 julio 2009

La autoentrevista de fin de mes (II)

Como hice a finales de junio, ya me toca hacer la selección mensual. Un post, un tweet, un artículo de prensa, una herramienta y una imagen de este mes:

Un post
Sobre tareas 2.0
Blog ELE 2.0
[6 julio]

Un tweet
Bill Gates deja Facebook tras recibir 10.000 peticiones para ser amigos: http://ping.fm/TPGTW
@mmeida
[27 julio | 9:40]

Un artículo
Nace la "Twitteratura"
Diario Clarín (Argentina)
[26 junio]

Una herramienta
Kiolo
Para insertar de modo simple bocadillos con texto en nuestras fotografías
[19 julio]

Una imagen
12 de las mejores fotografías icónicas del mundo
Blog Blogging + Streaming
[29 junio]

22 julio 2009

Sobre lo que hacemos en clase y su utilidad

Esta mañana, alrededor de las nueve y veinte de la mañana, se producía esta conversación en clase:

A: ¿De qué depende la elección de indicativo o subjuntivo en una frase de este tipo: busco un chico que habla/hable español?
B: Es subjunto porque dice un chico y no el chico.
C: Sí, es subjuntivo. Además, porque dice busco y eso es porque no conoces al chico.

Otro diálogo que no se ha producido esta mañana pero que bien podría haber pasado (es más, incluso ha podido desarrollarse en algún momento en la misma clase o en otra clase parecida en cualquier parte del mundo):

A: ¿Por qué decimos esta mañana no he desayunado?
B: Porque hay esta mañana.



Probablemente os suenen estas situaciones y esos argumentos. A mí me encantan porque nuestros alumnos, probablemente (mal) inducidos por los manuales, los profesores, las explicaciones, etc. se centran únicamente en un tipo de relación horizontal entre las palabras. Para nuestros alumnos, el uso del pretérito indefinido depende directamente de la palabra pero, les pregunto y me pregunto yo, cuando están tomando una caña en un chiringuito en la playa, ¿esperan que alguien se acerque por detrás y les susurre al oído ayer?

El usuario de una lengua debe elegir todos los componentes de su discurso en función de su intención comunicativa pero eso de la intención comunicativa suele ponerles nerviosos. Sin embargo, el portátil está encima del libro y el libro está debajo del portátil, aunque puedan parecer frases sinónimas, no lo son, por una pura cuestión de intención comunicativa, de pragmática o de contexto. Por otra parte, esto es totalmente lógico porque hay muchos profesores que, en muchas ocasiones, lo que hacen es adiestrar a nuestros estudiantes para que complente con éxito ejercicios y exámenes.

Consecuencias:
  1. Los alumnos hacen los ejercicios muy bien pero no pueden hablar.
  2. Los profesores entienden que un contenido ha sido asimilado cuando los alumnos hacen bien los ejercicios aunque haya un desfase entre conocimiento gramatical y competencia comunicativa.
  3. A causa de (2), si los ejercicios de gramática se hacen bien, se pasa de unidad.
Razones:
  1. Los profesores se dejan llevar por la inercia del día a día.
  2. Las propuestas comunicativas surgen en momentos de inspiración y creatividad del profesor cuando tiene tiempo libre, poco estrés y no se preocupa en exceso de su cuenta corriente.
  3. Los profesores no se mueven en función de los objetivos.
  4. Los profesores empiezan a construir la casa por el tejado. La secuencia objetivos>tarea o actividad final>necesidades>contenidos>secuencia de actividades se ve prostituida ya sea porque una actividad que hay en un libro o en la red convence al docente por el envoltorio y no por su adecuación a unos fines.
La solución pasa por aclararnos sobre lo que debemos hacer en clase y en ese proceso tiene gran importancia tener bien definido el concepto de tarea que debe ser capaz de realizar un alumno para llegar a alcanzar unos objetivos propuestos. Martín Peris, Zanón o Estaire dieron muy buenas definificiones de tareas. A partir de las suyas -y de otras- yo manejo una definición de tarea que tiene las siguientes características:
  • Tiene una estructura pedagógicamente adecuada, es decir, tiene unidad. Esto significa que se puede trabajar en un tiempo limitado (con principio y final) y tiene objetivos claros y determinados.
  • Está abierta, en su desarrollo y en sus resultados, a la intervención activa y a las aportaciones personales de los alumnos.
  • Es verosímil, realista, factible, próxima, interesante y útil para el alumno.
  • Requiere que el alumno, para su realización, ponga su atención, principalmente, en el significado, aunque facilita momentos en los que deberá poner el foco de atención en la forma.
  • Persigue un producto final, que debe ser comunicativo.
  • Es evaluable por parte del alumno, que debe ser capaz de saber si ha alcanzado los objetivos planteados.
A raíz de esto, y como forma de concluir, aprovecho para recomendar el vídeo que Francisco Herrera y Emilia Conejo elaboraron sobre las tareas 2.0.

--
Créditos de la imagen :: Lemanz

15 julio 2009

Qué es un profesor de E/LE

Hace dos semanas publiqué una entrada sobre la dimensión humana del profesor de E/LE y esta semana, en el marco del Curso de acecamiento práctico a la enseñanza de Español como Lengua Extranjera que estamos impartiendo en Málaga Sí, ando reflexionando sobre las dimensiones del docente de E/LE.

Me gusta -a todos nos gusta- la famosa y, seguramente, sobreexplotada viñeta que hizo Forges sobre idea de Lourdes Miquel y con texto de Nieves Alarcón en la que adaptó una original sobre el día de la mujer a la realidad del profesor de español.

Viñeta 1 :: Día Internacional de la Mujer (original)


Viñeta 2 :: Dimensiones del profesor de español (adaptación)


Hoy, en clase, surgían varias ideas que vienen a completar esta fabulosa tira cómica:
  1. Profesor-escaparate, un escaparate interactivo de contenidos socioculturales. Cuando el profesor mueve las manos, se acerca o aleja de una persona, hace bromas, regaña porque algo que ha hecho un alumno es "de mala educación", cuenta una anécdota personal, cuenta qué va a hacer el fin de semana, hace expresiones con la cara... está aportando contenido sociocultural que el alumno percibe y sobre el que sería bueno reflexionar en común.
  2. Profesor-máquina, una máquina que pronuncia los sonidos del español, hasta los que son muy diferentes a los de la lengua materna del alumno, que pregunta cómo se pronuncia, que trata de reproducir lo que dice la máquina o que contrasta lo que ha oido en la calle o en una canción o en una película con lo que dice su máquina de pronunciar.
  3. Profesor-periódico, que sabe todo lo que pasa en el mundo. Especialmente, en los casos de inmersión, el alumno suele abstraerse bastante de lo que pasa en el mundo hasta que vuelve a su país o habla con sus amigos o familia. En esas semanas, el profesor es el medio de comunicación más fiable que, por otra parte, tiene la tendencia de contar lo que ha visto o escuchado a su clase.
  4. Profesor-filtro. Podemos decir que esta es una de las misiones más valoradas: filtra los contenidos gramaticales, funcionales, léxicos, etc. que sus alumnos (a los cuales estudia, como buen profesor-analista: edad, nivel educativo, nacionalidad, forma de aprendizaje, etc.) van a necesitar o sobre los que van a estar interesados para que el aprendizaje sea mejor.
  5. Wiki-profesor. Por alguna extraña razón, el profesor sabe dónde se compran las entradas para La Alhambra, a qué hora salen todos los trenes hacia Madrid, qué compañía aérea tiene vuelos directos a Barcelona, si hay una corrida de toros en un área de 40 kilómetros a la redonda, qué día es la Tomatina de Buñol, cuál es el proceso de curación del jamón ibérico, qué medicamento le viene bien para lo suyo, qué regalo van a comprar para sus padres, si va a llover el día siguiente en Salamanca, cómo se llama el grupo que canta la canción que escucharon el viernes en una discoteca y que es algo así como "hoy, na na na na, de ti... la ra la ra..." y qué libros hay que hablen del tema sobre el que versará su trabajo final en la escuela.
Lo que no recuerdo exactamente es en qué asignatura de la carrera o en qué módulo del master estudiamos estas cosas ;)

14 julio 2009

Estamos de celebración

Este año, en Málaga Sí estamos de celebración. Ya a principios de año decidimos cambiar el logo y conmemorar el evento, añadiéndole un disco que resaltaba el sol del logo. Y, como toda celebración requiere una fiesta, pues en estos momentos nos encontramos de preparación en la escuela.

El evento tendrá lugar, como podéis ver en el poster, el próximo miércoles 22 de julio y, como publicamos en el blog de la escuela, a las 19:00 horas comienza el sarao:
La famosa paella del director, clase de salsa y buena música. Una gran fiesta, donde unas 150 personas, entre alumnos y profesores, celebraremos nuestra primera década de vida, con una gran tarta y con un brindis con cava. Te esperamos, no faltes.
Ayer por la tarde me dio por empezar a crear una lista de canciones con las que animar la tarde-noche. Pedí ayuda vía Twitter y los amigos @franherrera y @monfor me dieron muchas pistas: Cooper, Delorean, Klaus & Kinski, La Bien Querida, Copiloto, La Buena Vida, Lagartija Nick, Escarlatinas, Orangine, Zola, Pumuky, El Hijo, Francisco Nixon, Charades, Band a Part, Prin' La-Lá, anti, Astrud, Flow, Ellos, Hidrogenesse, Fangoria, Alaska y Dinarama, Los Pegamoides, Los Planetas, El Alpinista, Iván Ferreiro, etc.

Por otro lado, vía Facebook, los amigos Javier Villatoro y Susana López me instaban a tirarme de cabeza a la música cañí: Paquito chocolatero, El Fari, Camela, Los Chichos, etc. y algo serio: De Phazz.

En fin, que ando hecho un lío. Les hemos pedido a los alumnos que aporten sus ideas para configurar la lista que escucharemos, si no nos falla la conexión, durante la fiesta... Me voy a pasar por Spotify y por MySpace para ir perfilando el asunto... Por cierto, se admiten más sugerencias.

13 julio 2009

Conversaciones entre Málaga y Dubrovnik

El pasado mes de abril presentamos una serie sobre el significado de los tiempos verbales de futuro, condicional e imperativo, en la que planteábamos, desde el punto de vista de la gramática cognitiva, la idea de asociar cada uno de los tiempos con un referente que le aportara significado. En ese sentido, las tres entradas respondían a otras tantas identificaciones, a saber:
Alumnos de un curso de metodología para profesores de español que se está celebrando estos días en Dubrovnik, Croacia, están trabajando, dirigidos y orientados por Román Navarro, sobre diversos aspectos de la gramática y están reflexionando sobre las presentaciones que he citado. Me han pedido que les eche un vistazo a los comentarios que han hecho en estas estas entradas y, para facilitar el desarrollo de su trabajo, he considerado que sería más claro abrir un nuevo post. Aquí van sus comentarios y mis respuestas.
Gracias por la presentacion. Vamos solucionando las dudas, pero nos quedan algunas que otras. En el caso de la frase que vamos proponiendo, nos gustaria saber si se sigue tratando de la suposicion o algo potencial (ya que el condicional marca lo potencial, y el caso que vamos proponiendo, lo vemos mas bien como una suposicion). Ej: Dijo que el ano siguiente viviria en Japon, por la cuestion del trabajo. Gracias por su ayuda. Un saludo cordial de Dubrovnik (Croacia), del curso de verano para profesores de ELE, de los alumnos de Roman.
Antes de nada, muchas gracias y enhorabuena por el trabajo que estáis haciendo. Vamos a trabajar sobre el ejemplo que propones: Dijo que el año siguiente viviría en Japón, por cuestión de trabajo. Cuando usamos condicional, ¿qué hacemos?
  1. Proyectamos desde el presente hacia el pasado, lo que produce una hipótesis: algo que no sé si va a ocurrir, pero que se plantea como posible, latente, potencial
  2. Proyectamos desde el presente hacia el futuro y producimos un deseo, más o menos realizable, o un consejo, que no sabemos si la otra persona va a seguir y, por tanto, se queda en el ámbito de lo potencial.
El ejemplo que proponéis es un discurso referido o estilo indirecto. ¿Cómo se planteó originalmente (estilo directo) esa idea? El año que viene viviré en Japón. En este caso el futuro es una suposición porque no tenemos garantías al 100% de que ocurrirá aunque transmitimos la idea con seguridad (diapositiva 12 de la presentación Futuro). En vuestro caso estamos hablando del futuro (viviría) del pasado (dijo) y lo que en un momento se supuso (estilo directo) ahora es potencial (estilo indirecto) porque si no había garantías de realización en el momento original tampoco puede haberla en el momento de referir lo dicho, es más, nos vamos a un grado más de potencialidad, menos garantías de realización.

Por cierto, ¡qué dificil es explicarse por aquí! :)

En otro orden de cosas, es importante reconocer que en el proceso de aceptación de los planteamientos de la gramática cogintiva, debemos hacer un esfuerzo por abstraernos de ciertos clichés que tenemos demasiado fijados y no mezclar dos discursos, es decir, lo potencial con la probabilidad, por ejemplo. Cuando me planteaba el referente para el condicional, lo potencial lo escogí pensando en el concepto aristotélico, que se oponía al acto. El acto, lo que ocurre, la potencia, lo que puede ser. Lo que puede ser está latente, en una especie de limbo y, en ese sentido, los planteaba en el esquema temporal de la presentación.

Felicidades por la presentación. Estamos trabajando en el taller de Román sobre gramática cognitiva. Lo que nos ha llamado la atención es la relación entre elementos gramaticales e imágenes que surgen de nuestra experiencia física y cotidiana. Además la presentación nos parece muy clara, directa y bien organizada. Por último, nos ha interesado mucho esta propuesta tan innovadora, ya que nos ocupamos entre otras cosas del estudio de las metáforas y de la conexión que existe entre estas y las unidades fraseológicas. Hasta este momento no nos habíamos enterado de que la gramática cognitiva había avanzado tanto.

Gracias por tu comentario, Elena. Sí, es muy interesante. Si quieres profundizar más en el tema te recomiendo que leas Metáforas de la vida cotidiana, de Lakoff y Johnson. Ellos profundizan en las estructuras conceptuales metafóricas, del tipo "lo bueno es arriba", "lo malo es abajo", "la mente humana es un recipiente" o "una discusión es una guerra" y su relación de la lengua con nuestras percepciones físicas. En este sentido, te invito a que leas la entrada ¿Vendrá Cristiano Ronaldo al Real Madrid? Una reflexión cognitiva, en este mismo blog, en la que analizaba el uso de ir/venir desde una perspectiva cognitiva. También puede ser de tu interés la obra de Rosana Acquaroni, Las palabras que no se lleva el viento, en la que se ocupa del componente metafórico.

Gracias por la presentacion. Nos incitaste muchas preguntas sobre la vida y la gramatica y su relacion que siempre pasa desapercibida, sobre todo en las clases del espanol como lengua extranjera. Se estudian tantas reglas y teorias, que al final el futuro estudiado en las clases se queda sin significado practico.
Ahora tenemos idea del buen uso de gramatica.
Un cordial saludo de los alumnos de Roman (curso de metodologia en Dubrovnik, Croacia).

Gracias por tus palabras, Svetlana. Es importante, como dices, tomar conciencia de que los tiempos verbales tienen significado. Eso hace que los listados de usos tengan un sentido profundo, que se asocia íntimamente con nuestra percepción del mundo y no con decisiones aleatorias. No me voy a repetir, así que te reitero mi invitación a las lecturas de Lakoff y Johnson, de Rosana Acquaroni y, más modestamente, de mi entrada sobre Cristiano Ronaldo.
Ánimo y muchas gracias por hacer posible esta conversación entre Málaga y Dubrovnik. Espero que mis comentarios os hayan ayudado. El hilo de discusión sigue abierto...

--
Créditos de la imagen | Marko K

09 julio 2009

El filatélico, el síndrome de Diógenes y Google Teacher

Yo habría sido un gran coleccionista si hubiera tenido un poco más de paciencia y hubiera sabido definir el objeto de interés. El espíritu de coleccionista lo tengo, las cualidades no. Siempre he pensado que el profesor de E/LE se mueve entre dos polos en cuyo justo medio está la virtud: en un extremo se sitúa el filatélico y en el otro extremo el trastorno conocido como síndrome de Diógenes.

Estamos permanentemente mirando la realidad desde la perspectiva de lo-que-potencialmente-puede-llevarse-al-aula-para-hacer-algo. Nuestra obsesión por recortar, guardar, clasificar, etc. carece de límites bien definidos. En muchos casos es una lástima la de material que se queda en carpetas y cajas porque no tenemos tiempo de hacer 'algo' con él.

Pongo un ejemplo que mis alumnos de cursos de formación me habrán escuchado contar: en un viaje por Mérida, fuimos a comer a una pizzería y al ver los cartoncitos sobre los que sirven las porciones, pensé que si conseguía todos los que cierran la circunferencia, los podría llevar al aula para hacer algo. Así pues, puse en alerta a mis colegas de viaje, todos nos manchamos las manos de tomate y mozarella, conseguí los ocho, los paseé por Extremadura y Andalucía durante cuatro días y, voi, aquí los tengo en el cajón de mi despacho. El viaje lo hice en 2004. A esto es a lo que llamo síndrome de Diógenes que, por cierto, también ha llegado a lo digital, que ha suavizado tanto recorte, fotocopia, cartón de pizza y ha alimentado los Delicious o Posterous.

El caso es que no quería que me ocurriera lo mismo con otra de esas colecciones en las que estoy inmerso en estos momentos y que comencé hace algunos años ya... y aquí aparece Google Teacher, el nombre que le he dado a esta imagen (haciendo clic sobre ella te la puedes descargar en 800x600) y que no es una nueva aplicación de Google, pero podría serlo...:


Google acostumbra a homenajear fechas importantes modificando su logo. A mí me parece una idea original que, entre otras cosas, sirve para fomentar la cultura. Los logos de homenaje sustituyen al logo oficial durante las 24 horas del día que se conmemora, aunque ha habido casos en los que el recuerdo no pasó de los 30 minutos, como ocurrió con el logo de Miró, retirado a petición de la familia por cuestiones de derechos de autor. Si no lo visteis, era este:

Haciendo clic sobre el logo homenaje, se accede a los resultados de la búsqueda de dicho personaje o evento. Pero además de estos logos de homenaje oficiales o Holiday Logos, también están disponibles otros hechos por los fans (bastante cutres la mayoría, por cierto).

Pues con todos estos datos, la idea para llevarla al aula se presenta blanco y en botella, ¿verdad? Por un lado, la propia historia de los logos de homenaje da mucho juego y se puede aprovechar para desarrollar la competencia digital de los alumnos; se puede hablar de los acontecimientos y de las personas, buscando los que hacen referencia tanto a sus países como a los de España y los relacionados con la cultura hispánica, con sus gustos y aficiones... y, por cierto, suele darse un clima de aprendizaje muy distendido, casi informal.

Como bien apuntaba Miguel Ángel García en su blog hace pocos días, hacer búsquedas en Google no es una actividad, pero el buscador es más que eso. Yo he despojado a Google de su función (como hizo Marcel Duchamp con el urinario, la plancha o el taburete) y he encontrado en estos logos un punto de interés para proponer a los alumnos que elaboren un nuevo logo sobre un personaje de su interés, sobre su ciudad o su país, sobre el compañero de clase o el profesor, etc.

06 julio 2009

¿Por dónde cortamos?

¿Por dónde cortamos? Es una gran pregunta, pero no necesariamente debe hacerla un doctor... nos la deberíamos hacer todos los integrantes de la sociedad. ¿Por dónde cortamos este círculo? En mi familia se diría que es la pescadilla que se muerde la cola...

Con frecuencia (claro síntoma de mi natural tendencia a acabar siendo un auténtico abuelo cebolleta) suelo recordar la sorpresa y el estupor que sentí cuando, allá por el futurista año 2000 -fecha en la queo me encontraba en pleno camino iniciático en esto del E/LE-, un alumno escandinavo me preguntó el significado de Mona Lisa (que aparecía en una actividad) y otro, de algún país centroeuropeo, usó un verbo en tercera persona plural porque el sujeto era plural porque era un sustantivo que terminaba en -s: Cervantes. Fue mi primer enfrentamiento serio al nivel educativo europeo que, por aquel entonces, no asociaba con el español. ¡Un chico que no conoce la Mona Lisa! ¡Una chica que no sabe quién es Cervantes! Estas situaciones pasaron de ser anecdóticas a ser frecuentes y, en consecuencia, naturales... ya no nos sorprenden ni causan estupor... y, lo que es peor, no nos indignan, como pasa con las guerras, el hambre, la violencia o las injusticias. Peligroso punto en el que nos encontramos, más aún cuando la atención se pone en otras cuestiones (no digo menos importantes, pero sí que desvían nuestra atención de otros asuntos más esenciales) como la digitalización de las aulas.

Mi profesora de Literatura Hispanoamericana me contaba con cierta desesperación, unos años después de terminar la carrera, cómo había tenido que ir retrasando el inicio de los contenidos cada vez más porque los alumnos sabían cada vez menos. Exclamaba con cierta ironía (esa ironía que, siempre ha dicho, aprendió de Borges): "¡Empezar por las crónicas! Ahora hay que empezar explicando quién fue Colón..."


Pero, ¿por dónde cortamos? La culpa de que los niños y adolescentes (y jóvenes y, dentro de poco... o ya, adultos) escriban -hablamos de ortografía pero también de coherencia, de cohesión, creatividad...- cada vez peor, ¿a qué se debe? Vamos a ver, tenemos varias opciones: culpar (o culpabilizar) al sistema educativo (ojo, que no es sinónimo de los profesores), a los padres, a la tecnología, a los medios de comunicación, a la falta de lectura...
  1. Pero, ¿por dónde cortamos este círculo (vicioso donde los haya)? A los periódicos y las editoriales cada vez les interesa menos invertir en correctores de estilo y correctores ortotipográficos. De otra forma no se entenderían las faltas de ortografía -que no erratas- que leemos a diario en la prensa y en literatura. Esto es absolutamente desolador y tiene una justificación socioeconómica: el lector no es un consumidor exigente. ¿Qué quiero decir? Si compramos una camiseta y, al llegar a casa, nos damos cuenta de que está deshilachada o mal cosida, inmediatamente volveremos a que cambiarla o a exigir nuestro dinero. Si, por el contrario, compramos un libro y, al llegar a casa, leemos que en la obra aparece con hache una palabra que no la tiene o que la perífrasis verbal deber + infinitivo se confunde con deber de + infinitivo, no corremos como alma que nos llevara el diablo a la librería, no. Simplemente, seguimos leyendo, nos cabreamos un poco para dentro, lo comentamos con algún familiar o amigo o hacemos una referencia en nuestro blog... pero este no es el mayor problema (ojalá).
  2. En televisión, basta cerrar los ojos para analizar el tipo de programa, los contertulios y analistas de la realidad, el porcentaje de verdaderos periodistas que hay en la parrilla, etc. para que el análisis de los modelos de lengua salga a la superficie. Los programas en los que hay un modelo lingüístico válido exento de insultos empiezan demasiado tarde y son absolutamente carentes de interés para los televidentes de la horquilla de edad de los 12 a los 20 años, que son los que nos preocupan.
  3. Se argumenta que los sms, los chats, MSN Messenger o Facebook están haciendo daño a esta cuestión... pues es los mismos términos, podríamos decir, que el cine o los videojuegos fomentan la violencia: es cuestión de valores, de invertir en educación para un uso responsable de Internet y de las nuevas tecnologías, etc. No vale con demonizar los medios, como tampoco vale realizar un ejercicio de canonización. Internet ha cambiado nuestra sociedad, es cierto: nuestra forma de relacionarnos, de tener una empresa, de hacer marketing, de educar(nos) y formar(nos), de hacer prensa, de compartir, etc. pero en ningún momento se ha preconizado la sustitución de los padres o los docentes por ordenadores o robots, ¿verdad? Considero extremadamente simple decir que si en un sms se escribe TKM, tqm o t kiero muxo, el chico no sabrá escribir te quiero mucho.
  4. Ambos agentes -profesores y padres- tienen el lugar que siempre han tenido, el lugar físico y el jerárquico, pero parece que se han ido desplazando poco a poco (analicemos el se: ¿reflexivo o impersonal?) y ahora se sienten perdidos. Yo me pregunto si es una cuestión de vocación y hasta qué punto afecta lo vocacional al desempeño de ambas misiones que, además, deben darse estrechamente la mano. Pocas veces en la historia la relación entre padres, profesores, alumnos y administración ha provocado tantos chistes como en estos días... y eso es claro signo de actualidad y preocupación en la sociedad.
  5. Si seguimos la espiral, podemos llegar al concepto de sociedad occidental que ha alejado a padres e hijos por motivos como los horarios de trabajo, las responsabilidades y el estrés, etc. y son otros los que educan a los niños. Cada vez se ven menos padres jugando con sus hijos y más chicos con su consola de videojuegos o su PC o delante de la tele, aislados; cada vez es más extraño que los padres hagan los deberes con sus hijos y, menos, si eso supone actualizar sus conocimientos, refrescar aquello que estudió para acompañar en el proceso de aprendizaje de su hijo.


Hace un par de semanas, El País publicó un reportaje titulado Generación 'ni-ni': ni estudia ni trabaja que me pareció interesante a la par que pesimista. Hoy, al hacer esta reflexión, creo que también me he dejado llevar por la enorme dificultad de encontrar por donde dar el corte a esta situación. Ahora bien, creo firmemente en la persona y en su capacidad transformadora y creativa, por lo que no me quedo con la oscuridad de lo analizado sino con el convencimiento de poder cambiarlo. Por eso, queda un post pendiente sobre la luz que veo en la persona. Prometido.

--
Créditos de la imagen | Weiko

02 julio 2009

Acopio de víveres: la dimensión humana de la labor del profesor de E/LE

Va terminando junio y el común de los mortales va esbozando una sonrisa mientras dice algo del tipo "Ya llega el veranito", "ya están ahí las vacaciones" o "necesito un descanso después de todo el año trabajando". Sin embargo, hay otros para los que verano no es sinónimo de vacaciones...

Y en esas estamos, desde haces unas semanitas... haciendo acopio de víveres de cara al verano. Víveres en forma de energías, de ideas, de ganas de copartir, de deseos de experimentar y de ser positivos, de ilusión por ir a clase a diario y desarrollar la dimensión humana (¿humanista?) de la labor del profesor de E/LE, de mejorar como docentes, de reflexionar sobre nuestras creencias...

Mucho (y muy bueno) se puede leer -e incluso escuchar- sobre la dimensión afectiva en el aprendizaje de E/LE, también sobre la cuestión de la interculturalidad o del componente lúdico o... de tantos aspectos diferentes que componen la caleidoscópica realidad del proceso de enseñanza y aprendizaje de E/LE (véase gramática, léxico, pragmática, actividades de la lengua, objetivos, uso de nuevas tecnologías, aprendizaje colaborativo, diseños curriculares, niveles de referencia, contenidos, secuenciación, competencias, enfoques metodológicos, creación de materiales, tareas y un larguísimo etcétera de elementos... o ELEmentos que hacen que nuestro trabajo sea tan bonito como exigente). Sin embargo, puede que haya menos que leer al ir aterrizando en el nivel de concreción en el que me encuentro: la experiencia humana del profesor de cursos de español en instituciones educativas en España.

Y todo esto a pesar de que fuera de nuestro mundo -hablo de los medios de comunicación- se hable de nuestro sector principalmente en términos de negocio, de actividad económica, de turismo o de promoción. Lógicamente, no quiero negar esta realidad: sería absurdo. Hacerlo sería cerrar los ojos a algo que cae por su propio peso. Hablamos de temporada alta porque el volumen de alumnos se ve cuadriplicado en los meses de julio y agosto, exactamente igual que los hoteles.


No obstante (y de esto es de lo que quería escribir al empezar a redactar esta entrada), considero que debemos defender y valorar la dimensión humana de la labor del profesor de E/LE y, en general, del profesor de idiomas de cursos en inmersión. El profesor trabaja en contacto con personas y se debe apreciar la riqueza que el desarrollo de esta actividad conlleva:
  1. Se coordina y colabora con otros profesores, jefe de estudios, etc.
  2. Convive muchas horas con sus alumnos, dentro y fuera del aula, en situaciones (por cierto) formales e informales de aprendizaje para ellos. En muchas ocasiones he comentado con gente que suelo pasar muchas más horas con muchos alumnos que con amigos o familiares.
  3. Comparte muchas cosas con los estudiantes, que son fuente de inspiración, de reflexión y de aprendizaje personal y profesional.
  4. Se implica ¿muchas, demasiadas? veces en los problemas, miedos o ansiedades de sus alumnos. El alumno siente que el profesor le escucha (por obligación, por devoción, por educación... por lo que sea) y se abre a contarle ¿muchas, demasiadas? cosas que en ocasiones son ¿muy, demasiado? personales.
  5. Se mezcla con realidades socioculturales muy diversas (en estos meses de verano, recibiremos alumnos de Holanda, Estados Unidos, Hungría, Noruega, Tailandia, Francia, Suiza, Suecia, China, Dinamarca, Bélgica, Rusia, Japón, Alemania, Brasil, Corea del Sur, Letonia, Turquía, Italia, Kazajistán, Inglaterra, Grecia, Canadá, República Checa... ¿sigo?) ante las que se debe preparar y a la que se debe lanzar dispuesto a disfrutar y a crecer como persona y como docente. Nuestras aulas son expositores de referentes culturales y representantes de la imagen de muchos países.
  6. Conoce a mucha gente, gente con virtudes y defectos, con intereses y preocupaciones, con necesidades y particularidades, con ideas y caracteres, que muchas veces van a coincidir y otras muchas se van a alejar (más o menos) de las propias.
  7. Vive situaciones complicadas, como se viven en cualquier relación, ante las que hay que reaccionar con madurez.
  8. Experimenta nuevas actividades y tareas en clase, prueba nuevas herramientas y propone formas diferentes de presentar contenidos... y asume riesgos al hacerlo.
Todo esto ocurre porque trabajamos con personas y, naturalmente, no es algo exclusivo de los meses de julio y agosto, pero la cantidad y la tipología de alumno que ya está entrando por las puertas de las escuelas intensifica todo lo dicho y nos ofrece más posibilidades, más oportunidades, de desarrollarnos personal y profesionalmente, por ello debemos:
  • Disfrutar del contacto con otras personas (olvidemos los alumnos-tipo y los grupos-meta en condiciones ideales de aprendizaje).
  • Aprovechar el privilegio de convivir con personas de todos los países, continentes, culturas, edades, religiones, razas e ideologías.
  • Hacer uso de nuestro derecho a conversar e, incluso, a discutir. De nuestro derecho a intercambiar ideas, proyectos, manías y anécdotas, opiniones y visiones del mundo.
  • Ser positivos, responsables y claros en nuestras relaciones con los alumnos porque así estaremos transmitiendo valores humanos al proceso de ensñanza-aprendizaje, a su experiencia de inmersión y a nuestra propia experiencia personal y profesional, que nos ayudará a eliminar estrés y tensión.
  • Ser respetuosos las personas y tolerante con las diferencias (con todo lo que habría que profundizar en esto... estoy pensando en el "todo vale mientras me respetes").
  • Ser conscientes de que somos vehículo de nuestra(s) cultura(s), desde la local hasta la más amplia.
¡Que tengáis un feliz verano!

--
Crédito de la imagen | FL4Y